La excusa de un conductor que no pasó el control de alcoholemia

Los agentes están capacitados para detectar los pretextos, algunos sorprendentes, que manifiestan los conductores.


 

Los controles de alcoholemia en los alrededores de restaurantes y boliches generan situaciones que exponen a los conductores a la hora de poner excusas.

Fue el caso de un conductor que superó todas las barreras de la imaginación y se animó a decir que el test le dio positivo porque le puso vinagre de alcohol a su ensalada.

Al respecto, el secretario de Transporte de la provincia, Benjamín Nieva, manifestó que "es inaceptable, impensado y ridículo que alguien aduzca que le dió 0,2 gramos de alcohol en sangre y que había consumido una ensalada cuando se sometió al control". 

El funcionario lo atribuyó a "la viveza criolla", pero "mal entendida que tenemos los argentinos, que lamentablemente nos está costando vida en rutas argentinas". 

Según Nieva, "son innumerables las excusas que se dan al momento del control y es algo que advertimos con suma preocupación porque ya no se respeta la investidura de la autoridad, en este caso del agente de tránsito o de la policía y esto habla de la sociedad en la que estamos inmersos. Es común el hecho de negarnos a un control, de escaparnos o el hecho de buscar cualquier argucia con tal de que no se nos controle", argumentó. 

De todos modos, el funcionario destacó la preparación que tiene los agentes viales para desestimar cualquier engaño por parte de los conductores y los alcances de la Ley provincial de Alcohol Cero. 

"Por suerte están preparados todos los agentes viales del país para todo este tipo de excusas y en la provincia de Tucumán hay una ley que sacamos desde la secretaría de Transporte con el apoyo de la Legislatura que es la Ley de Alcohol Cero. Esta norma da la posibilidad al momento de la detección y de la prueba positiva de una contraprueba dentro de los 20 minutos para aquellas personas que vayan y pongan como excusa esta situación o cualquier otra situación. Si es que  hay algún mínimo indicio o posibilidad de que le haya dado positivo en la primera instancia, esto desaparece completamente dentro de los 20 minutos y ese es el porqué de la contraprueba", explicó. 

No obstante, Nieva manifestó su preocupación por "los efectos tremendos que produce el alchohol en la noche tucumana y eso afecta a lo que hace a la seguridad vial".  

En el caso del control de estupefacientes, aclaró que se utiliza otro tipo de dispositivo, pero que en Tucumán tienen un problema a la hora de aplicarlo por el excesivo consumo de la hoja de coca. "La secretaría no lo está aplicando porque tenemos el problema grave del consumo de la hoja de coca que interfiere y da positivo al control de la cocaína y no es posible diferenciarlo lo que es la cepa de la hoja de coca de la de la cocaína", señaló. 

Para finalizar, agregó que "la hoja de coca no solamente está permitida sino que es un consumo habitual sobretodo en el norte de la Argentina. Es una costumbre arraigada porque además de consumirse hoja de coca también tenemos que evaluar la posibilidad de que no solamente se consume como tal, sino también en cuanto a infusión".  

Compartir

Comentarios