Franco es vicepresidente primero del Concejo y preside la comisión de Hacienda.

El edil aseguró que desde que se cambio la mesa de conducción en el Concejo Deliberante “se cortaron las relaciones”. Además, consideró que el “intendente tiene muchas falencias en su gestión”.

 

 “Estamos en una relación inexistente”. Con esa frase define José María Franco la actual situación que se vive entre los concejales de la oposición y la administración municipal de Germán Alfaro.

El edil visitó LV12 Radio Independencia para participar del ciclo denominado ”Agenda Parlamentaria”, que es conducido por el periodista Sergio González.

Franco, vicepresidente primero del Concejo  y titular de la comisión de Hacienda, explicó que “desde que se cambio la mesa de conducción (ahora es presidida por Armando Cortalezzi), se cortaron las relaciones”. “Desde el ejecutivo municipal no hay una apertura”, agregó. El concejal dijo que es necesario que la intendencia comprenda que “el Concejo es un órgano libre y de la democracia”.

Franco admitió que el municipio, en general, está en deudas. “Nosotros por tener un departamento Ejecutivo que no nos escucha como representantes”, argumentó. Y añadió que  desde la otra parte porque el “intendente tiene muchas falencias en su gestión”.

Fue crítico a la hora de hablar de la conducción de Germán Alfaro. “La verdad parte de lo que es ésta gestión es elegir funcionarios que se animan a mentirle a la gente”, lanzó. En ese sentido mencionó el supuesto 70% de aumento en el presupuesto del Concejo cuando según Franco, era de solo 19%. Explicó que en un marco en donde se aguarda una inflación que podría llegar al 50% a fin de año, no era exagerado la propuesta de incremento de gastos de funcionamiento que se planteaba.  “En su afán porque el Concejo no funcione el intendente nos vetó parcialmente”, aseveró. Comentó que como consecuencia de esa decisión se tuvo que disminuir la planta de empleados y no fue posible otorgar algunas pautas salariales.

También consideró que sus pares del oficialismo trabajan presionados por Alfaro. “Entendemos que los concejales de Cambiemos se sienten ahogados o retenidos por el señor intendente en todas sus decisiones. Es algo que se viene viviendo ya casi tres años”, dijo.

Por otra parte, destacó dos proyectos de ordenanza de su autoría que busca impulsar. Uno de ellos es la creación de la Defensoría del Pueblo Municipal. “Estamos luchando para que salga”, expresó. Explicó que se trata de una herramienta que “ le hace falta a nuestro municipio”. “Esperemos que aunemos los criterios y pueda salir”, confió.

La otra iniciativa del concejal es la creación de la Escuela Municipal de Conducir. “Hay mucha gente que aprende a manejar en la calle y es un peligro”, alertó. Por eso resaltó el proyecto que busca que “la gente puede acceder gratuitamente a que profesionales de tránsito le enseñen cuál es la forma correcta de conducir en nuestra ciudad”. Por el momento dcho proyecto está trabado en el Concejo.

Por último también se refirió al reordenamiento del tránsito en la ciudad. “Es algo que se prometió desde el principio de ésta gestión, supuestamente había un plan, manifestó Franco”. Sin embargo se lamentó que “ya casi va a terminar la gestión y no se aplica”. En ese aspecto el edil plantea sacar algunas líneas de colectivos del centro. Puntualizó respecto a lo que ocurre en una calle tan importante como Crisostomo Álvarez en donde circulan gran cantidad de colectivos. La idea del concejal es que el recorrido de algunas líneas se corran por lo menos dos cuadras más hacia la periferia.

Compartir

Comentarios