La conferencia de prensa en conjunto de Claudio Tapia (AFA), Daniel Angelici (Boca), Alejandro Domínguez (Conmebol) y Rodolfo DOnofrio (River)

Alejandro Domínguez, de Conmebol, Claudio Tapia, de AFA, Rodolfo D'Onofrio, de River y Daniel Angelici, de Boca, brindaron una conferencia de prensa en el centro porteño.

Los presidentes de Conmebol, de la AFA, de Boca y de River realizaron una conferencia de prensa en conjunto en la previa de la primera final de la Copa Libertadores.

Los cuatro coincidieron en que será un evento histórico, no sólo por tratarse de la última final con partidos de ida y vuelta, sino por el choque entre los dos equipos más poderosos de la Argentina. Al mismo tiempo reiteraron el pedido de que la final se viva sin violencia.

“Es una oportunidad histórica para la Argentina, para la AFA, para el público. Debemos demostrarle al mundo que la Argentina y toda la Conmebol está preparada para este espectáculo. Esta es la final de una Copa histórica”, dijo el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

“Todas las expectativas que se generaron hay que tomarlas con madurez y los argentinos debemos demostrar que hay realmente un antes y un después para el futuro del fútbol argentino. A los protagonistas, a todos, les digo que el resultado deportivo no deje de ver el desarrollo. No es más que un partido de fútbol”, se sumó en la misma dirección el titular de la AFA, Claudio Tapia.

D'Onofrio y Angelici respetaron el mismo libreto. Si bien fueron ellos mismos los que pidieron no jugar con público visitante porque consideran que no están dadas las condiciones, declararon que la final es una oportunidad única para unir a los argentinos y que debe vivirse sin dramatismo.

“Qué cosa más linda e interesante que poder disfrutar y ser parte de esta final. Es un enorme esfuerzo de lo sus jugadores, del cuerpo técnico, y también de los hinchas que lo viven con pasión. Esto es un juego. En Argentina y en Sudamérica nos diferencia la pasión con la que se vive. El que gana estará feliz y el que pierde habrá jugado la final. Al otro día sigue la vida diaria. Entonces cuando escucho que esto es la vida o la muerte... Es un juego. No nos cambia la vida. Demostremos que el fútbol puede ser un puente de unión. Piensen que el que está enfrente es un rival, alguien que también quiere ganar”, describió el pope riverplatense.

Y el mandamás boquense se sumó: “Es una final esperada no sólo por todos los argentinos sino por todo el mundo. Estamos orgullosos los hinchas de Boca por haber llegado a esta final. Y todos los argentinos debemos estar orgullosos. Hay que disfrutarlo. El que gana se va a quedar con toda la alegría. Y el que pierde la tristeza, pero al otro día deberá seguir trabajando”.

Tanto D'Onofrio como Angelici se justificaron a la hora de hablar de las falencias a la hora d ella venta de entradas a sus hinchas. Y ambos reiteraron la posibilidad futura de construir un nuevo estadio, más grande.

Compartir

Comentarios