Solana Casella, radicada en Buenos Aires, quiere volver para volcar lo aprendido en Tucumán.

La letrada, graduada en la Universidad Nacional de Tucumán y formada en la prestigiosa casa de estudios norteamericana, recibió el llamado para formar parte de la institución en el país.

Solana Casella se recibió a fines de 2009 como abogada en la Universidad Nacional de Tucumán. Fue abanderada de su promoción. Y desde entonces, no ha dejado de formarse para crecer profesionalmente. En ese camino, pasó por Harvard, una de las casas de altos estudios más prestigiosas del mundo. Y hace algunos días, recibió la noticia que esperaba: fue admitida en el Harvard Club Argentina, la institución que congrega a exalumnos.

Tras recibirse, Solana se fue a vivir  a Buenos Aires para cursar la Maestría en Derecho Empresario de la Universidad Austral. También dedicó a la docencia en la UBA. En 2012, la joven viajó a Estados Unidos para realizar cursos de postgrado intensivos. Y allí accedió a Harvard. 

En una entrevista con Periódico Móvil, contó que se encontraba investigando para la tesis que debía presentar en la Maestría en Derecho Empresario de la Universidad Austral cuando solicitó que le permitieran -luego de analizar su plan de investigación y evaluar su desempeño-, acceder a la Biblioteca de Harvard Law School, con todos los recursos y beneficios que ello implica. 

La respuesta fue positiva y aprovechó al máximo la oportunidad. "Allí, investigué sobre el voting trust: es una figura del derecho anglosajón que ha sido definida como una transferencia del título legal y de los poderes de voto de las acciones de una sociedad a un fiduciario o fiduciarios (trustee o trustees) por un determinado periodo de tiempo con el propósito de concentrar el poder en un grupo más pequeño de personas que el número total de los accionistas de esa sociedad", recordó.

En el año 2014, la abogada regresó a Tucumán, en donde ejerce su profesión. "Actualmente, soy socia de un estudio jurídico que cuenta en su cartera de clientes con empresas nacionales y multinacionales. Además, actuamos como corresponsales de estudios de Bs. As. y del exterior. Soy además asesora letrada del Hospital de Niños. Continúo apasionada con la docencia, y la investigación: soy docente de carreras de grado de la Facultad de Ciencias económicas de la UNSTA", contó.

Y sobre el ingreso al club que núclea a los estudiantes argentinos de Harvard, Solana contó que lo más importante es que ahora tiene la posibilidad de vincularse con personas que estudiaron en esa Universidad. "Me parece enriquecedor", señaló la letrada, que piensa en la posibilidad de volver a estudiar allá. "Yo apuesto a seguir enriqueciéndome y la experiencia que voy ganando quiera aplicarla aquí en  mi ciudad natal", destacó.

El Club de Harvard Argentina fue creado en el año 1972. Esun lugar de encuentro para graduados de la destacada casa de estudios de EE UU. Entre las actividades centrales, se destacan los debates y discusiones sobre temas de actualidad. También se realizan almuerzos mensuales, el Concurso de Educación, soporte pro-bono a ONGs y desayunos de Gobierno o encuentros con emprendedores.

Fuente: El Tucumano.

Compartir

Comentarios