El ministro Nciolas Dujovne

Lo cobrarán los empleados de la Administración Pública nacional y de algunos organismos. Quedarán afuera empleados de empresas públicas y universitarios, entre otros.

El Gobierno ya tomó la decisión de pagarles el bono salarial de fin de año a los empleados estatales. En las próximas horas será anunciado oficialmente.

Fue clave el guiño que llegó desde el FMI para que se pueda avanzar con el bono salarial en el sector público nacional. El motivo es que el resultado fiscal es muy superior al comprometido con el organismo para 2018. La meta para este año era un déficit del 2,7%, pero apunta a ser 2,3% ó incluso menos. Por eso, habría margen de sobra para realizar este pago excepcional. Sólo la mitad sería en diciembre y la otra mitad en febrero, tal como se resolvió para privados.

Los salarios del sector público quedaron muy rezagados, con un aumento de 15% en el año y sin cláusula de revisión, contra una inflación superior al 45%. Por eso, un bono de fin de año serviría para aquietar los reclamos y al mismo tiempo colaborar a la paz social en un momento complicado para los bolsillos.

La negociación la vienen llevando puntualmente el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, y el titular de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez. Pero también intervino el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que habló del tema con el jefe de la misión del Fondo, Roberto Cardarelli. Ambos llegaron a la conclusión que podría pagarse este adicional.

Claro que si los estatales a nivel nacional cobran, también habrá presión en las distintas provincias. Será difícil, por ejemplo, que en la ciudad de Buenos Aires o incluso en la provincia de Buenos Aires no hagan frente a los reclamos de sus empleados. Claro que en este último caso son más de 450.000, por lo que el esfuerzo para las arcas públicas es mucho mayor.

Por ahora no hay ninguna definición respecto a un bono para jubilados, que también sufrieron una fuerte pérdida de poder adquisitivo a lo largo del año. Especialmente después del cambio de la movilidad jubilatoria. De la misma manera, los beneficiaron de planes sociales ya tienen un bono asignado que fue cobrado en septiembre una parte y la otra en diciembre.

Entre hoy y mañana, por otra parte, se publicará el decreto para el pago del bono salarial a privados. Será obligatorio, pero al mismo tiempo permitirá que las empresas que atraviesan una crisis reduzcan el pago a menos de $ 5.000 e incluso paguen en mayor cantidad de cuotas.

Además, se incluirá una cláusula para mitigar los despidos. Se establecerá que las empresas deben informar con diez días de antelación a la secretaría de Trabajo si están pensando en efectuar desvinculaciones.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios