Fallo a favor del consumidor.

Desde Aconoa explicaron que "el servicio de mesa debería ser algún producto adicional que no forma parte en sí mismo de lo que uno ya está pagando". Para ello, el local de comidas debería informar antes al consumidor respecto a si acepta o no ese plus.


Un fallo judicial bonaerense, que determinó la ilegalidad del cobro del "servicio de mesa" en un restaurante de La Plata, pone en tela de juicio el pago de "cubiertos" a la hora de sentarse en algún local de comidas.

La Cámara Civil y Comercial de La Plata rechazó el cobro del "servicio de mesa", si el menú no especifíca que es lo que incluye, en respuesta a una denuncia contra la cadena de restoranes La Trattoria, realizada por la asociación Centro de Orientación, Defensa y Educación del Consumidor (CODEC).

En la sentencia, los jueces resolvieron que dicho servicio no sólo es mal informado por los restaurantes (por violar el derecho básico de los consumidores a una información adecuada y veraz), sino que también es ilegal, "por la imposición del cobro y por violar el derecho de los consumidores a elegir".

"Hay algunas jurisdicciones, como en Capital Federal donde esta prohibido el cobro del servicio de mesa, salvo que nos den algún servicio a cambio, por ejemplo un vaso de agua, sal sin sodio, una opción celíaca, una panera, etc. Lo que se entiende es que no pueden cobrarnos por algo que no pedimos, sobretodo cuando eso que nos están cobrando no representa ningún servicio ni producto que nos den a cambio", explicó el Dr. Germán Muller, abogado y presidente de la Asociación de Consumidores del NOA (Aconoa). 

Además, explicó que los consumidores "tenemos derecho a que se nos informe antes para poder optar si estamos dispuestos, o no, a pagar por ejemplo $45 a cambio de una panera que tiene pan y dos galletitas.El hecho de que nos impogan ese servicio y nos lo cobren se considera abusivo e ilegal", afirmó. 

Indicó, además, que "los cobros-gastos deberían estar relacionados con verdaderos gastos y desde ya que nos pongan un par de cubiertos forma parte del servicio que presta el restaurante y no deberían cobrar un adicional". 

Según Muller, "el servicio de mesa no es lo que de por sí tienen que darnos, sino un plus. O sea que debería ser algún producto adicional que no forma parte en sí mismo de lo que uno ya está pagando", insistió.  

"La idea es que uno decida antes de que le cobren si está dispuesto a pagar o no, por lo que hay que tener en cuenta son dos cosas: que nos avisen antes qué es lo que nos van a cobrar por persona y qué incluye eso que nos están cobrando", precisó. 

El especialista comentó que no suele ser un tema que se denuncie porque son montos muy bajos para cada caso, es por eso que "se hacen acciones colectivas como estas en donde se representa a todos los consumidores que pueden adherir contra un restaurante específico".

Para finalizar, dijo que este tipo de prácticas ilegales no se las denuncia porque la gente termina por aceptarlas y no reclamar y eso permite que el cobro por parte de estos locales continúe.

Compartir

Comentarios