Le fueron secuestradas sus credenciales y luego fue liberado.

Ocurrió en el Aeroparque Jorge Newbery. Un piloto privado dio directivas erróneas a un vuelo que debía despegar y las comunicaciones debieron ser suspendidas.

Un piloto privado podría haber provocado un verdadero desastre al interferir las comunicaciones del Aeroparque Jorge Newbery. Con una antena desplegada en la cabecera norte de la terminal aérea dio directivas erróneas. Apenas se detectaron se procedió a la suspensión preventiva de las actividades.

La alerta la dio el comandante del vuelo AR 1694, del trayecto Buenos Aires-Bariloche. El piloto advirtió que había sido autorizado a despegar de la pista 13 con vectores erróneos.

 

Por orden de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) a las 11.15 del domingo se suspendieron todas las comunicaciones durante 30 minutos, consigna ADN Sur.

Intervino la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que detuvo al sospechoso, que es radioaficionado y piloto privado. Le secuestraron las credenciales y luego lo liberaron. La causa es investigada del juzgado federal a cargo de Julián Ercolini.

 

Por milagro las interferencias no provocaron una tragedia, ya que la navegación aérea requiere de precisión y cualquier dato que se comunique incorrectamente puede provocar un desastre en el aire.

 

Fuente: TN

Compartir

Comentarios