La jugada que derivó en el primer penal: Un piletazo de Vera que el juez compra.

En un encuentro que dejó muchas lecturas, el arbitro Llobet incidió de manera directa en el resultado. En el primer tiempo fue protagonista de dos insólitas jugadas que derivaron en penales para Patronato.

A los 24’ y a los 32’ del primer tiempo. En menos de 10 minutos, el árbitro Fabricio Llobet cobró dos penales insólitos, que permitieron a Patronato marcar el segundo y tercer gol a San Martín.

 

En la primera jugada, Vera se tira un “piletazo” cuando intenta ganar la posición de la pelota a Moreira. El defensor amagó contacto, pero no tocó al rival. Sin embargo, el juez no dudó y pitó.

 

 

En la segunda jugada, Acevedo intenta rechazar ante dos rivales, que lo presionan de cerca. El defensor resbala por el estado de la cancha, inundada después de una intensa tormenta, cae sobre la pelota con su hombro y parte del brazo. Protege la posición y, cuando se está por levantar, el árbitro vuelve a pitar penal. ¡Mano!

 

Era el segundo partido que Llobet dirige en Primera. Debutó en el choque que Newell’s le ganó a Argentinos, previo al clásico rosarino. Su elección para el choque del Santo y el Patrón fue posible luego de la suspensión de una fecha a su colega Fernando Espinoza, por los alevosos errores cometidos en el final de Belgrano-Banfield.

 

Fuente: El Tucumano

Compartir

Comentarios