El restaurante Los Negros decidió cerrar las puertas del establecimiento gastronómico ubicado en la calle Laprida 623.

Simón Nanterne, secretario adjunto de UTHGRA, explicó la situación de los empleados: “Estamos pasando momentos muy difíciles con esta situación, la empresa no se hace cargo de los trabajadores. No poseen obra social y les adeundan el aguinaldo".


Momentos de incertidumbre viven hoy los 10 trabajadores que prestaban servicios en la mítica parrillada “Los Negros”, debido a que el empresario gastronómico Rodolfo Manuel Imbert, titular de la firma (Imbert Rodolfo Manuel S.R.L.) que explotaba el restaurante “Los Negros”, decidió cerrar las puertas del establecimiento gastronómico ubicado en la calle Laprida 623.

El secretario adjunto de UTHGRA Tucumán, Simón Nanterne, apuntó contra los empresarios gastronómicos: “Estamos pasando momentos muy difíciles con esta situación, la empresa no se hace cargo de los trabajadores. No poseen obra social y les adeundan el aguinaldo".

Imbert bajó las persianas pretendiendo venderle el fondo de comercio de la parrillada céntrica a otro exponente del rubro: Pablo Buabse, referente del Grupo Toribio, quien a través de las firmas Toribio S.R.L y Tizón S.R.L., se hizo un reconocido empresario por explotar comercialmente los restos: Don Toribio, Village, Don Torcuato y La Corzuela. 

Para finalizar, el secretario comentó: "Ninguno de los empleados percibió el telegrama de despido. Autmomáticamente siguen siendo empleados de Rodolfo Manuel Imbert".

 

 

 

Compartir

Comentarios