Preocupa la quita de subsidios al transporte

El titular de la Línea 19 explicó que si a partir del 2 de enero no hay respuestas respecto al recorte de los subsidios, no podrán salir a prestar el servicio. "Van a tener un conflicto grave con todos los tucumanos", advirtió Villagra.


La quita de subsidios al transporte de pasajeros anunciado por el Gobierno Nacional preocupa al sector, teniendo en cuenta que aún no hay definiciones sobre cómo se producirá el traspaso de la ayuda económica. El recorte de subsidios del gobierno macrista afectará sólo al transporte del interior. La Nación mantendrá los subsidios al transporte público en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense.

En el caso de Tucumán, los fondos nacionales rondan los $170 millones por mes. Si ni la provincia ni los municipios pueden solventarlos, el boleto mínimo de colectivos debería subir de los $ 12.50 actuales a $ 36.

"Si bien hay una preocupación, yo creo que la preocupación mayor debería ser de los titulares de cada jurisdicción, ya sea provincia o municipio porque en esta incertidumbre yo tengo la certeza que hasta el 31 de diciembre la Nación se hace cargo de darnos la parte que nos corresponde por el tema tarifario. A partir del 2 de enero nos tiene que dar la provincia o el municpio", afirmó el titular de la Línea 19, Miguel Villagra.

El empresario advirtió que en caso de que la provincia o el municipio no se hicieran cargo de esa ayuda que venían recibiendo por parte de la Nación, no podrían salir a prestar el servicio como lo vienen haciendo hasta ahora.

"Únicamente en la capital tucumana se venden unos 5 o 6 millones de pasajes, entonces me parece que la preocupación debe ser del Estado provincial o  municipal que va a tener un conflicto grave con todos los tucumanos. Este no es un tema nuestro, la preocupación debe ser de las autoridades", insistió. 

Asimismo, sostuvo que "no se puede pagar un boleto de $40, ese aumento es inviable, está claro que el usario del transporte no puede pagar ese precio, y las empresas tampoco pueden pagar esa diferencia de costo". 

En el caso de la Línea 19, comentó que "hoy y el mes que viene recibimos unos 6 millones de pesos de subsidio. Ahora bien, si el 2 de enero no me dicen a mí como hago para comprar combustible no puedo prestar servicio, además se suma el aumento salarial del gremio", explicó. 

Villagra reiteró que "este tema en realidad es una preocupación del Estado. Yo soy un concesionario, tengo un contrato de concesión que está en vigencia por lo que el Estado me tiene que garantizar una tarifa razonable y yo no puedo cubrir los costos porque me es imposible. Además, tiene que haber una razonabildiad porque si nosotros subimos el boleto y el usuario no lo puede pagar no vamos a vender boletos y no vamos a subir la recaudación porque la gente no podrá viajar", alertó. 

Para cerrar, aseguró que "cada uno juega su juego y los que deben hacerse cargo no lo hacen. El gobierno de Macri se decía federal, pero no lo es, hay dos países distintos".

Compartir

Comentarios