El joven tenía dos hijos y trabajaba como técnico en una empresa de videocable.

El joven fue disparado por un policía federal que lo confundió con un delincuente en la zona de Villa 9 de Julio. Investigación de la causa.

Claudio Adrián Sánchez luego de pelear por su vida, falleció. El joven de 28 años recibió un disparo en el cuello. El autor: un policía federal que lo confundió con un delincuente.  Ahora su familia pide justicia: “Estamos indignados y con un dolor inmenso. Lo que hizo esta persona fue una ejecución, le tiró a matar. Sin duda es un caso de gatillo fácil. No tiene perdón. En el video se ve que mi hijo no hace nada”, expresó Omar Sánchez padre del chico.

“Se supone que tiene instrucción. Como empleado de una fuerza de seguridad no puede actuar así. Cometió un homicidio. No le dio oportunidad de nada. La actitud de mi hijo fue totalmente pacífica, sin ninguna resistencia”, agregó Sánchez a La Gaceta sobre el efectivo que presta servicio en la Cámara de Apelaciones Federales de Salta.

La Policía secuestró dos armas de fuego: la reglamentaria y la que tenía la víctima. “Había estado limpiando el arma en la casa, haciéndole mantenimiento. Él nunca salía armado. No sé si alguna vez la habrá utilizado”, dijo.

En ese momento llegó el abuelo de Sánchez, quien había acompañado a la niñera de la familia a la parada. El hombre le dijo a su nieto que había regresado antes de que la joven abordara el colectivo. Entonces, Sánchez salió llevándose el arma. “Imagino que la debe haber llevado para no dejarla ahí. Siempre acompañaba a la chica por seguridad, pero no sé si llevó el arma por eso. Pienso que la pudo llevar por precaución, por sus niños”, consideró.

En las últimas horas se conoció un video donde se observa a Sánchez circular con su motocicleta. Luego es interceptado por el policía. El joven le muestra la documentación del vehículo. Según la investigación, algunas personas le habrían dicho al policía que la víctima habría sustraído el rodado.

Momentos después se observa que el joven se levanta la remera y le muestra al uniformado que tiene un arma de fuego a la altura de la cintura. El agente lo lleva hasta la vereda y le pega un tiro; Sánchez cae al piso. Ahora queda en la Justicia las decisiones que tome en el futuro con respecto a la causa.

Compartir

Comentarios