En el otro duelo de la jornada, Thiem venció a Nishikori y ambos quedaron eliminados.

El tenista suizo derrotó por 6-4 y 6-3 al duro sudafricano Kevin Anderson, lo desplazó del primer puesto del grupo y ambos esperan rivales en las semis del Masters.

Por enésima vez lo dieron por muerto y por enésima vez resucitó. Roger Federer ya está entre los cuatro mejores jugadores de esta edición de la Nitto ATP Finals 2018. Es uno de sus torneos fetiches y donde espera poder hacer historia en un torneo donde ha ido de menos a más y en el que venció por un contundente 6-4 y 6-3 a una de sus bestias negras en este 2018.

Indomable y con ganas de demostrar que está en Londres para sumar su título número 100 como profesional. Así se mostró Roger Federer. Salió alerta, sabiendo de la peligrosidad de su rival, y cuando Federer juega con la máxima intensidad, se torna complejo poder inquietarlo. El helvético quiere ir ganando sensaciones y confianza, a sabiendas del difícil compromiso que le espera en semifinales, donde se medirá al jugador que finalice segundo en el Grupo Guga Kuerten (Novak Djokovic, Alexander Zverev, John Isner o Marin Cilic).

Kevin Anderson lo intentó todo para sacar a Roger de su zona de confort. Golpes cortados de revés y derecha, saques directos por dóquier, dejadas, subidas a la red, pero fue el jugador sudafricano quien se acabó atrapando en la red tejida por él mismo.

El primer y segundo set se resolvieron por pequeños detalles en favor de Roger, y Anderson acabó desesperándose al ver que el suizo era una muralla inexpugnable donde no se podía meter mano. Un pasito más hacia la gloria de Roger, que tendrá que seguir jugando a este nivel para vencer a un rival aún por definir en semifinales.

Fuente: Punto de Break.

Compartir

Comentarios