En lo que va del año 39 personas perdieron la vida por homicidio en situación de robo.

Cuando todavía falta más de un mes para finalizar el año, Tucumán ya contabiliza 39 hechos. La Capital Federal registró 22 casos en todo 2017.

Los homicidios en situación de robo definen el nivel de inseguridad que se vive en cualquier ciudad del mundo. Con esos índices, las autoridades deben fijar nuevas políticas para que sus ciudadanos puedan vivir más tranquilos o se sientan más seguros. Los números tucumanos están teñidos de un rojo intenso. En lo que va del año, y cuando todavía falta transitar el mes más caliente, 39 personas perdieron la vida por estos crímenes, según los casos publicados por LA GACETA. Ese número representa un 20% más de los producidos en 2017 en estas tierras y un 60% más de los 22 hechos ocurridos en 2017 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, considerada una de las ciudades más peligrosas del país.

Días atrás, el Consejo de la Magistratura presentó un completo informe de lo sucedido en la CABA durante 2017. El estudio informó que 17 personas fueron víctimas de homicidios en ocasión de robo. Es decir, que fueron ultimadas por sus asaltantes.

Dentro del mismo informe se consignó que otras cinco personas habían ultimado a sus victimarios (personas que quisieron robarles). En el trabajo no se consignaron, por ejemplo, los casos de las personas que hicieron justicia por mano propia o porteños que perdieron la vida al quedar involucrados en un robo y que no fueron víctimas.

Los números de Tucumán

Esos números son mucho menores a los que se produjeron en la provincia en 2017. Según los datos publicados por La Gaceta, el año pasado hubo 16 víctimas de homicidio en ocasión de robo; 11 victimarios fueron abatidos y otras cinco personas murieron al involucrarse en un hecho de inseguridad.

En lo que va del año, los casos se dispararon considerablemente en Tucumán. Cuando aún queda más de un mes para que finalice el 2018, se produjeron 21 homicidios en ocasión de robo; 10 asaltantes fueron abatidos; hubo cinco casos de justicia por mano propia y tres personas murieron al quedar involucradas en asaltos.

También es importante aclarar que se volvió a incrementar en la provincia el número de víctimas de homicidios en ocasión de robo. En 2014 se registraron 12; en 2015, 11; en 2016, 16. Extraoficialmente se sabe que en 2017 también se habrían registrado 16. Y en lo que va de 2018, ya se contabilizan 21.

Compartir

Comentarios