Zampedri se toca la cabeza, el arma goleadora del delantero que puso el 1-0 para Central frente a Temperley. (Daniel Cáceres)

El equipo de Bauza venció en Córdoba 4-2 en la definición desde el punto del penal tras igualar 1-1 en los noventa minutos y jugará su cuarta final.

Rosario Central y Temperley empataron 1 a 1 por la semifinal de la Copa Argentino en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, pero los rosarinos se clasificaron a la final tras imponerse 4-2 en los penales.

El equipo de la B Nacional, seriamente comprometido con la posibilidad de descender a la tercera categoría por su bajo promedio, mantenía alto su sueño de conseguir una clasificación histórica a la Copa Libertadores, pero apareció Zampedri para derrumbar tal anhelo.

A pesar de que dispuso de las mejores chances en la primera mitad, con especial destaque para un tiro libre de Mauro Cerutti que Ledesma mandó con esfuerzo al córner, los rosarinos pasaron al frente por un cabezazo del ex Atlético Tucumán.

El resto del tiempo, los dirigidos por el Patón Edgardo Bauza intentaron aguantar, pero sobre el final lo empató el Gasolero con un gol de Federico Mazur.

Igualmente, en los penales se impusieron los rosarinos por 4-2 y alcanzaron su cuarta final en los últimos cinco años. Si River gana la Copa Libertadores y se clasifica a la final de la Copa Argentina, los de Bauza jugarán el torneo continental del año que viene.

Compartir

Comentarios