Una de las zonas más elegidas por los tucumanos para descansar.

Los delincuentes ingresaron a más de 35 viviendas. Los robos suceden durante la semana, cuando no hay ocupantes en las viviendas.

En los últimos días se registraron más de 35 robos en Raco. La inseguridad llegó hasta la sede comunal. Según los vecinos, los escruches (los delincuentes ingresan cuando no están los ocupantes) fuero durante la semana, momento donde los propietarios no están.

La propia sede de la comuna rural, también, fue atacada por los ladrones. Para colmo, la administración está en etapa de remodelación y se llevaron herramientas de construcción que eran utilizados por los obreros.

Un grupo de veraneantes que integra la comisión de vecinos de Raco se reunió ayer, al mediodía. Hay una luz de alerta entre los propietarios a raíz de que cada vez los robos son más violentos. Además advirtieron que no hay controles para las motos que ingresan a la villa veraniega. “A veces vienen en patota en motos y se mueven por todos lados con total impunidad, porque nadie los controla”, afirmó Silvia Cuenya de Franck a La Gaceta.

 “Cada vez son más los vecinos que han sufrido un robo,  es preocupante, porque no vemos que se tomen medidas para cambiar esta situación”, señaló Gerardo Rabi comerciante en la zona.

Amelia “Gunny” Colombres, integrante de la comisión de vecinos, advirtió que uno de los principales problemas es la falta de iluminación. “De noche, aquí, la ruta es muy oscura -afirmó-; para mí hace falta una buena iluminación”. “La Policía no cuenta con los medios necesarios para ejercer su rol y hacer los controles -planteó-; los fines de semana aumenta la circulación de motos y nadie hace nada”, cerró Nike Filipovich.

 

 

Compartir

Comentarios