No se descarta que la adolescente haya sido víctima de abuso sexual.

Los sujetos identificados como Bruno Cortez y Luis Fernández, que terminaron con la vida de Xiomara, podrían recibir cadena perpetua. Cuentan con antecedentes penales.

Pocas horas pasaron desde que la policía encontró el cuerpo de Xiomara Méndez Morales, la adolescente de 15 años que había sido secuestrada durante la tarde del martes a la salida de la escuela.

Ambos delincuentes fueron detenidos tras una larga persecución en Acceso Oeste y fue en ese momento en el que los efectivos encontraron en el asiento de atrás del auto Duna rojo el cuerpo sin vida de Xiomara.

Los delincuentes fueron identificados como Bruno Cortez y Luis Fernández, ambos con antecedentes penales tanto por robo como por causas relacionadas a drogas.

Cortez y Fernández serán indagados este jueves por la mañana en los Tribunales de Comodoro Py por los delitos de secuestro extorsivo seguido de muerte agravado por el cobro del rescate y la edad de la víctima, por lo que, en caso de ser condenados, la pena máxima de lo que podrían recibir sería prisión perpetua.

Sin embargo, hay distintos agravantes que pueden complicar aún más la situación de los imputados y que se conocerán fundamentalmente con la autopsia. Fuentes de la investigación confirmaron a minutouno.com que no se descarta que la adolescente haya sido víctima de abuso sexual.

Otro de los agravantes que se está investigando es la relación previa que existiría entre los detenidos y los familiares de Xiomara, ya que los testigos aseguran que la adolescente ingresó al vehículo de los captores por su propia voluntad y hay una de las llamadas en las que uno de los delincuentes llama a la madre por su nombre.

La causa se encuentra bajo secreto de sumario y ahora los investigadores están intentando determinar si la joven estuvo cautiva en algún lugar o si estuvieron siempre arriba del vehículo desde el secuestro hasta el choque.

Fuente: Minuto Uno.

Compartir

Comentarios