Osvaldo Acosta, titular de SOEM

Los trabajadores municipales de la capital reclaman, entre otros puntos, el respecto por la carrera administrativa, la apertura de paritarias y el ingreso de los hijos de los empleados que cumplen funciones en el ejido municipal. La próxima semana determinarán los pasos a seguir.




Trabajadores capitalinos, nucleados en el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) realizaron una asamblea en la Dirección de Tránsito para definir los pasos a seguir ante la falta de respuestas por parte del Ejecutivo municipal a sus reclamos laborales y salariales.

El titular del gremio, Osvaldo "Cacho" Acosta, explicó que uno de las quejas está relacionada a la recategorización de los empleados y a la apertura de paritarias para el sector.   

"Venimos requiriendo como institución el respeto hacia los trabajadores y hacia las ordenanzas y no abre el diálogo para sentarse a conversar sobre la problematica en general de la municipalidad", manifestó el dirigente.

"Hemos venido requiriendo hace un año y medio una cuestión de las categorías y en especial de la gente que se está por jubilar, que hace más de una década que está con la misma categoría, mientras ingresa gente en la municipalidad con categoría 21 o 22 y esta gente sigue con categoría 17 o 18, o sea que no hay respeto por la carrera administrativa", precisó Acosta.

Asimismo, dijo que solicitaron en varias oportunidades la apertura al diálgo "para sentarse a conversar sobre la apertura de paritarias para tratar los salarios de los trabajadores municipales de la capital, pero no abre el diálogo", afirmó.

Según el referente municipal, "hoy la municipalidad tiene el peor sueldo del país, pero no se habla de eso. El intendente  vive renegando políticamente del gobernador de la provincia, pero él está acostumbrado a violentar las ordenanzas en vigencia y le parece más oportuno hacer política partidaria que el respeto a los trabajadores. Si hablo con algunos secretarios me dicen: "que no entere el Intendente". La verdad que es de una pobreza institucional única", remarcó. 

Acosta explicó que los trabajadores municiplaes de la capital tienen su propia escala salarial por lo cual defienden la apertura de paritarias, tema que no es respetado por el jefe municipal. "Cada vez que la provincia sale con un porcentaje de aumento, el intendente saca un decreto adhiriendo a la provincia, en consecuencia lo que se decide en la provincia, él aplica en la municipalidad ninguneando a los trabajadores. Acá acá tenemos un montón de funciones que no tiene la provincia y que nos las califica él porque para el intendente todo es igual y la cuestión es hacer politiquería, sin respetar a los trabajadores", insitió. 

El dirigente, también, cuestionó a dos o tres concejales que hablan de "respeto a las instituciones y a las ordenanzas y parece que se olvidan que hay una ordenanza que está vigencia que tiene que ver con el ingreso de los hijos de los muncipales".

Otro de los reclamos está relacionado a la indumentaria de los empleados que cumplen funciones en la vía pública. 

"Estamos apuntando a la falta de provisión de ropa para el personal que trabaja en la vía pública. Es un trámite que lleva meses. Se aproxima fin de año y ya sabemos que el año que viene retomamos la actividad administrativa y el personal seguirá sin el uniforme como correponde dando una mala presencia ante la sociedad".

Para finalizar, comentó que todos estos temas fueron puestos a consideración en asamblea y que los trabajadores decidieron hacer un nuevo planteo ante las autoridades del municipio.

"Nosotros vamos a reiterar el pedido la semana que viene, vamos a esperar la determinación que se tome, la vamos a analizar en comisión directiva la semana que viene y obviamente vamos a tomar alguna determinación que no será buena en vistas de que el intendente sigue con esa posición tozuda", concluyó.  

Compartir

Comentarios