El juez lo dijo tras las primeras medidas en El Calafate y Río Gallegos, en el marco de la investigación por presunto lavado de dinero.

En declaraciones al diario La Nación reproducidas este martes, el magistrado agregó que "la cantidad de bienes es grande y las distancias en Santa Cruz también lo son", por lo que "no sólo se van a secuestrar bienes sino que también se va a hacer la tasación de cada uno de los inmuebles".

Casanello ordenó además clausurar las oficinas del contador César Andrés, que trabaja junto al contratista investigado.

En tanto, el fiscal Guillermo Marijuan aseguró que los allanamientos fueron "sumamente exitosos” y detalló que se secuestraron "autos de alta gama y joyas".

El representante del Ministerio Público afirmó “sentirse sorprendido por el lujo que encontró” en las propiedades del empresario.

Junto con la locación en la que se desempeña Andrés, también fueron allanados en las últimas horas un galpón en el cual Báez deposita parte de un lote de autos, y la estancia Cruz Aike, cerca de la villa turística santacruceña El Calafate, donde se halló tierra removida.

En el marco de los allanamientos desarrollados el martes, efectivos de la Prefectura, Gendarmería, Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y Policía Federal requisaron también una estancia de nombre "Julia", que había sido mencionada por el procesado y actual imputado protegido Leonardo Fariña como sitios donde los Báez tenían bóvedas u ocultaban dinero.

Compartir

Comentarios