Árboles caídos por las fuertes ráfagas de viento que se registraron en la provincia.

Desde la Sociedad Amigos de Árbol remarcaron la necesidad de que el arbolado urbano sea considerado como un servicio público medioambiental que sea tomado como una política de Estado. Advirtieron que existe una ley aún no fue reglamentada.



Las ráfagas de viento que se registraron en la siesta de ayer dejó como saldo numerosos árboles caídos en distintos puntos de la provincia. Al respecto, el Ing. Pedro Buiatti, presidente de la Sociedad Amigos del Árbol, hizo un análisis de la situación del arbolado urbano.  

El especialista sostuvo que "cuando surgen eventos que superan lo normal como el viento de ayer no hay arbolado que pueda aguantar ni aquí ni en niguna parte del mundo. A veces la naturaleza supera lo que el hombre planifica y los resultados son estos".  

Resultado de imagen para arbolado urbano san miguel de tucuman

No obstante, recordó que "el problema del arbolado urbano es un problema que la Sociedad Amigos del Árbol lo fue tratando y el año pasado se sancionó la Ley de Arbolado Urbano que no tiene todavía reglamentación", cuestionó. 

Comentó que "después de una larga lucha logramos que sea considerado un servicio público medioambiental. Los demás servicios públicos como el agua, la luz, las cloacas están regulados, entonces funcionan porque son políticas de Estado. El arbolabdo urbano no es política de Estado, no se aceptó que la ley figure como política de Estado, entonces las inversiones son escasas para la trascendencia que tiene", explicó. 

"La municipalidad habla que hay unos 300 mil árboles en la capital y para eso hace falta una empresa, ya sea estatal o privada, para poder administrar y renovar el arbolado porque a ese nivel se debe tomar este tema", insistió. 

Imagen relacionada

En este marco, aclaró que "los árboles para ser llevados a las calles tienen que tener por lo menos 2 metros de altura, un diámetro que supere los 5 cm, cosa que sea antivandálico, o sea que se deben seguir una serie de normas", advirtió.

Además, cuestionó de que no haya "un banco de semillas para establecer las variedades y la disponibilidad. No hay viveros registrados como de arbolado urbano que cumplan normas técnicas de producción de árboles, pero este es un problema nacional e interbnacional", remarcó. 

para finalizar, sostuvo que "el árbol en la mente de los funcionarios, y en general, es considerado como un elemento paisajístico y ya es hora que sea considerado como un servicio público", cerró.  

Compartir

Comentarios