Después de bailar la ronda de bachata, la actriz recibió 13 puntos. Reconoció ante el jurado que está "asustada" porque no es bailarina y quiere ganar.

Jimena Barón abrió en la noche del jueves la ronda de bachata, pero su performance no fue destacada para el jurado del Bailando 2018. De hecho, la cantante y actriz obtuvo un bajo puntaje y no pudo contener las lágrimas. "La verdad es que estoy un poco asustada porque no soy bailarina", manifestó.

Tras recibir 13 puntos, Jimena expresó que se puso "muy sensible con el programa". “Por otro lado, siento que soy como muy conocida como actriz y cantante. Este es un programa de mucha exposición. Yo había rogado bailar tres galas e irme a mi casa, porque pensé que no lo iba a poder hacer“, agregó.

La participante del Bailando 2018 comentó que ahora que ya quedaron diez parejas quiere ganar el certamen. "Por ahí me agarra la inseguridad porque hay bailarinas y gente que baila mucho mejor. Yo también me sentí rara en esta gala, pero lo volveremos a hacer con la mejor. Estoy sensible de verdad”, dijo.

Compartir

Comentarios