Parte del equipo que intervino en la operación.

En la Maternidad Nuestra Señora de Las Mercedes se llevó adelante la intervención que permitió salvar la vida de los bebés. Intervinieron profesionales de la Unidad de Medicina Materno Fetal de Tucumán y especialistas de Córdoba y Buenos Aires.



A Patricia Alderete de 29 años le diagnosticaron un embarazo gemelar monocorial de 22 semanas. Todo era muy complicado. Pero en menos de 24 horas los profesionales de la Maternidad nuestra Señora de Las Mercedes, más especialistas de Córdoba y Buenos Aires, mediante una cirugía inédita en el interior del país lograron solucionar el problema dentro la placenta. Los bebés están fuera de peligro y recibiendo el líquido de las conexiones vasculares necesario para el crecimiento dentro de su vientre.

La Directora de la institución, Elena Hurtado, dio detalles de la intervención que se realizó el sábado último a través de una cirugía denominada fotocoagulación láser, siendo la primera cirugía de estas características que se hace en un hospital público como es el Instituto de la Maternidad Nuestra Señora de Las Mercedes.

"La verdad que es una cirugía de alta complejidad que hasta el momento solamente se venía realizando en Buenos Aires en instituciones privadas. Consiste básicamente en utilizar un fetoscopio que es el que permite la introducción de una fibra óptica que visualiza adentro del útero todo lo que es la infección placentaria y a los bebés", explicó la doctora.

Explicó que se trataba de "un caso especial porque era un embarazo que tenía una sola placenta, pero con dos bebés. Nosotros lo llamamos embarazo monocoreal. Luego de hacer un diagnóstico, la única solución era hacerle una fotocoagulación láser a esos vasos que están haciendo esa comunicación anómala y la única forma de hacerlo era de manera intrauterina, y eso fue lo que hicimos, entonces cada placenta quedó irrigando de manera normal a cada uno de los bebés", precisó. 

Hurtado agradeció al personal de la Unidad de Medicina Materno Fetal, que fue creada este año en la institución, y al apoyo del Ministerio de Salud Pública. 

"Todo esto lo logramos a partir del trabajo de la Unidad de Medicina Materno Fetal y gracias al apoyo en las políticas de salud para sigamos avanzando en diagnóstico y tratamiento", destacó Hurtado. 

En estos casos, cuando hay un desbalance entre las conexiones vasculares, uno de los bebés puede crecer menos por tener poco líquido y el otro más por tener mucho. Eso tiene un nombre: síndrome de transfusión feto fetal. Si no se actúa a tiempo, se corre el riesgo de que uno de los niños o los dos mueran. Se utilizó una técnica que es la fotocoagulación láser, donde se usa un láser y un fetoscopio para regular los vasos que comunican entre el feto donante y el receptor.

El profesor de la Universidad de Buenos Aires y especialista en medicina fetal, doctor Mario Palermo, aseguró que desde el punto de vista de políticas de salud, esto es inédito. “Hoy es el único hospital del país que está en condiciones de realizar este tratamiento. Se logró gracias al equipamiento con el que cuentan y al equipo que trabajó de manera impecable. Esto marca un hito y me llena de orgullo porque hacerlo no requiere solo de juntar profesionales y máquinas. Se hizo gracias a un proceso que empezó por una decisión política de la ministra Rossana Chahla”, manifestó.

En Argentina existe un 2 por ciento de embarazos gemelares. Un tercio corresponden a casos con una placenta y biamnióticos con dos sacos. El 30 por ciento de estos se complican. Si no se actúa a tiempo, el 90 por ciento se complicaría. Con estas prácticas el número bajará considerablemente.

Uno de los protagonistas en la intervención fue el especialista medicina Fetal, quien fue fellow en Fetal Medicine Fundation en Inglaterra, doctor Savino Gil Pugliese. Además de capacitar al personal de la provincia, tuvo un rol fundamental en esta operación. “Hemos marcado un precedente haciendo una cirugía que nunca antes se había realizado en el interior del país en la parte pública. Me sumé a este equipo gracias a la intervención de la ministra Rossana Chahla. Queremos regionalizar la medicina fetal para darles acceso a todas las mujeres a este tipo de prácticas”, sostuvo. 

La Unidad de Medicina Materno Fetal cuenta con obstetras, cirujanos infantiles, neonatólogos, especialistas en genética, médicos ecografistas especializados en diagnóstico prenatal, psicólogos y especialistas en cuidados paliativos. Las pacientes pueden llegar al servicio por distintos medios. Principalmente se da por derivaciones de CAPS o luego de consultar en guardias.

El servicio funciona de lunes a viernes, de 7 a 13 horas. Se trabaja con turnos programados o se los brinda al momento de la llegada de la paciente. La unidad recibe a mujeres de Santiago del Estero, Salta, Jujuy y otras provincias. “Dentro del plan de Medicina Fetal que estamos armando en toda la Argentina, el primer paso que estamos dando es que Tucumán sea centro de referencia del NOA y del NEA. La idea es atender a todas las mujeres que lo requieran”, agregó la coordinadora de la Unidad, doctora María José García Vega.

Compartir

Comentarios