"A mi me gusta ganar en la cancha, pero cuando no se respetan las normas, tiene que haber una sanción".

El actual técnico de Dorados de México hizo pública su postura en sus redes sociales: comparó y equiparó lo ocurrido con el gas pimienta en 2015 con las agresiones del sábado.

Mientras el mundo del fútbol espera con ansias una resolución de parte de Conmebol respecto de la final de la Copa Libertadores, desde México, Diego Armando Maradona le exigió al máximo ente del fútbol sudamericano que declare al xeneize como campeón.

"Yo espero que la Conmebol actúe de manera seria y dé por campeón de la Libertadores a Boca. Más allá del amor que tengo por el club, hay un reglamento que hay que cumplir. Las sanciones son claras y esto es como una gota de agua que cuando nos sacaron los puntos a nosotros, en el 2015. A mi me gusta ganar en la cancha, pero cuando no se respetan las normas, tiene que haber una sanción. Y esa sanción es darle los puntos a Boca", publicó el ídolo argentino en su cuenta personal de Instagram.

Fuente: TyC Sports.

Compartir

Comentarios