El sherpa argentino, Pedro Villagra Delgado, junto al canciller Jorge Faurie.

En la jornada de hoy se produjo el primer encuentro entre los denominados sherpas. Se busca encontrar consensos para arribar a un punto en común entre todas las partes.

Son los que darán forma al documento final de la cumbre del G20 y quienes estarán encargados de arribar a un consenso muy complejo entre todos los jefes de Estado. Así, los sherpas o representantes de los líderes de la cumbre que comenzará el viernes en Buenos Aires, empezaron a debatir hoy en torno al espinoso texto final que tendrá al menos cuatro ejes de ardua discusión: el comercio, el cambio climático, los subsidios mundiales al acero y el problema de las migraciones en el mundo.

La de hoy fue la cuarta reunión de sherpas del G20 del año, y durante los próximos días, sesionarán en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) para tratar de arribar a un documento consensuado entre los jefes de Estado del G20 que no tienen posturas uniformes y, por el contrario, mantienen duros enfrentamientos en temas clave como multilateralismo versus proteccionismo, fomento a las migraciones ante el cierre de fronteras o el arduo debate en torno a las disposiciones para poner en marcha el acuerdo de París sobre cambio climático.

 

En este contexto, como dijo el sherpa del G20 Pedro Villagra Delgado, "lo que hay que hacer es acercar posiciones y encontrar los consensos para lograr las bases comunes de todos. Hay que buscar un punto en común a todos que se base en la cooperación internacional, la necesidad de reducir las desigualdades en el mundo, evaluar la cantidad de gente que se está quedando fuera del sistema".

Pedro Villagra Delgado, sherpa argentino del G20

 

Esta no será una tarea sencilla admitió el propio Villagra Delgado. De hecho, en el debate de hoy de los sherpas del G20 surgieron diferencias en torno a otro de los polémicos temas como es el flujo migratorio en el mundo.

Resulta paradigmático aquí el enfrentamiento que se da por este tema. Por un lado aparecen Estados Unidos y los presidentes de la Unión Europea son de la idea de regular los flujos de inmigrantes y se muestran menos flexibles ante estas corrientes humanas que huyen de conflictos, guerras o crisis. En tanto, se da por otro lado el respaldo pleno de los presidente latinoamericanos de Argentina, México o Brasil que impulsan estos flujos migratorios  en función de la debacle de Venezuela.

 

En el documento final no se sabe aun qué definición se dará sobre este tema. Se prevé que haya un respaldo del G20 a fomentar y apoyar a los inmigrantes en función de la ayuda humanitaria. Pero las duras posturas de Donald Trump o Angela Merkel en este tema, por ejemplo, hacen complicado el texto final acordado.

Donald Trump y Angela Merkel, en el G20 de Hamburgo en 2017 (Reuters)

 

Según se dijo hoy oficialmente durante la reunión de sherpas del G20 se buscará "consolidar los avances logrados durante el último año en las áreas de trabajo de anticorrupción, educación, empleo, sustentabilidad climática y transiciones energéticas, entre otras".

Sin embargo, hoy hay temas pendientes de análisis y un poco más conflictivos como un párrafo que prevea el impulso al multilateralismo y una crítica al proteccionismo mundial. No será sencillo arribar en este tema a un acuerdo por la tesitura de Trump. Tampoco será fácil ponerse de acuerdo en el tema de los subsidios al acero como quiere China en detrimento del resto del mundo. Y la posibilidad de fijarse metas concretas para poner en marcha el acuerdo de cambio climático.

 

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios