El sospechoso intentó darse a la fuga.

Estaba escondido en la provincia de Santiago del estero. volvió a Tucumán a visitar a la "familia" y fue detenido por la Policía.

En el 2002 Jorge Vinito Alderetes era asesinado y luego enterrado en un cañaveral en Los Ralos. El principal sospechoso: su vecino Jorge Daniel Herrera.

Cuatro años después Herrera fue juzgado por el crimen y fue encontrado culpable. Pero al poco tiempo, mientras cumplía su condena en el Penal de Villa Urquiza aprovechó un permiso especial y nunca regresó.

Al parecer Herrera estuvo escondido en  Santiago del Estero 16 años. El sábado pasado se informó que el acusado por el asesinato de su vecino había regresado a su casa en Los Ralos, ahí se montó un operativo policial.

Herrera fue abordado por los agentes, intentó escapar pero fue reducido y trasladado a la unidad penitenciaria donde quedó nuevamente a disposición de la Justicia.

Compartir

Comentarios