El expresidente Eduardo Duhalde se encuentra internado en el Sanatorio Otamendi de la Ciudad de Buenos Aires.

El ex presidente fue intervenido con éxito en el Sanatorio Otamendi.

El ex presidente Eduardo Duhalde fue operado esta mañana de una afección en la columna vertebral en el Sanatorio Otamendi, ubicado en el barrio porteño de Recoleta.

Según un comunicado oficial del Movimiento Productivo Argentino (MPA), el dirigente peronista tuvo una intervención quirúrgica "exitosa" y se informó que su recuperación "evoluciona satisfactoriamente".  

El entorno del ex mandatario señaló a Infobae que Duhalde padecía la dolencia en la columna desde hace meses. Creen que el malestar se originó por una caída en la que se golpeó la lumbar durante una actividad en la Universidad del Salvador (USAL).

El otrora gobernador y predecesor de Néstor Kirchner intentó evitar la internación con diversos tratamientos hasta que, por recomendación médica, la operación se impuso como única alternativa para resolver la molestia.


El ex presidente, de 77 años, tenía pautada la operación a las 6 de la mañana en el Sanatorio Otamendi y estuvo acompañado por su esposa, Hilda "Chiche" Duhalde.

Con la movilidad reducida por el malestar, Duhalde se mantuvo en reposo y alejado de la actividad política durante las últimas semanas, según indicaron fuentes cercanas. El resultado de la operación, sin embargo, fue una buena noticia. "Estaban contentos", indicaron.

Si bien Duhalde estuvo parcialmente recluido y trató este tiempo de "colaborar sin aparecer", como definió en una entrevista, quien empezó a moverse es su compañera de vida "Chiche", que sueña con volver a presentarse como candidata a la gobernación bonaerense.

La ex primera dama viene juntándose con las "manzaneras", la red femenina de acción territorial que armó con Duhalde a fines del siglo XX y que funcionó como parte del armado electoral. En estas semanas, "Chiche" estuvo activando a este grupo de mujeres y reuniéndose con varias de ellas en Lomas de Zamora y Esteban Echeverría.

El objetivo de los Duhalde es impulsar a Roberto Lavagna como figura de unidad para las elecciones presidenciales de 2019. Para el ex mandatario, sin embargo, no habrá cargos. "Se terminó. Yo goberné 30 años y diez meses", dijo en un reportaje a Infobae.

Compartir

Comentarios