Fernández habló de los ingenios Santa Rosa y La Corona

El ministro de la Producción dijo que las destilerías no tienen problemas por lo que se está perjudicando a las empresas. "Es una manifestación más de la falta de diálogo que hay con el Gobierno de la Nación y con la Secretaría de Energía", señaló Fernández.



El gobierno provincial busca solucionar la problemática que por estos días complica la actividad de los ingenios La Corona y Santa Rosa, a partir de la clausura de las destilerías. 

"El gobierno está plenamente en conocimiento de la situación y nosotros hemos estado actuando a nivel de la Secretaría de Energía de la Nación, en el área de Biocombustibles, tratando de que se dé a esto un trámite preferente y rápido al análisis de estas nuevas auditorías y que a partir de ahí se solucione el problema", confirmó el ministro de la Producción, Juan Luis Fernández.

El funcionario cuestinó la medida al sostener que adujeron "incumplimiento por parte de los empresarios del sector azucarero por auditorías a los sistemas de control en la carga y almacenamiento de alcohol que no tienen que ver con las destilerías.  Las destilerías no tienen problemas, la que tiene problema es el área de deshidratado de alcohol y la carga y disposición del alcohol", aclaró. 

Asimismo, afirmó que con la clausura de este sector "les están haciendo mucho daño a las empresas porque no están pudiendo despachar el alcohol, y por otro lado, al no poder estar deshidratando alcohol tampoco van a poder proveer en los días por venir mientras dure este conflicto".

 El ministro también cuestionó el modo en que se aplicó la medida desde Nación al no haber tenido una instancia previa. 

"Es un tema que le aparece a los empresarios de un día para el otro. Una suspensión sin haber tenido una instancia previa de charla, acercamiento o manifestaciones concretas de que había algún tipo de irregularidad o norma que no se estaba cumpliendo, es una manifestación más de la falta de diálogo que hay con el Gobierno de la Nación y con la Secretaría de Energía, en particular", expresó. 

Para finalizar, reiteró que se está "trabajando a nivel de los funcionarios del área, conjuntamente con el sector empresario, para que la solución a este tema sea lo más rápido posible". 

"Está claro que la gente pierde días de trabajo. Ahora lo que también está claro es que no es un tema definitivo ni cosa que se le parezca, es un tema de orden burocrático, donde aduciendo razones de seguridad, esto se paraliza", cerró el funcionario.  

Compartir

Comentarios