El reconocido conductor y Vice Presidente del club San Lorenzo, dedicó un amplio espacio de su programa para hablar sobre los hechos transcurridos en torno a la final entre Boca y River. Palitos a las Barrabravas y a los dirigentes de clubes argentinos.

Desde el sábado, todos hablan de la salvaje agresión de hinchas de River al micro de Boca, lastimando a varios jugadores, cuando se aproximaban al estadio Monumental para disputar la final de la Copa Libertadores 2018.

Marcelo Tinelli, quien ya se había expresado en Twitter al respecto, utilizó varios minutos de ShowMatch para dar su opinión al respecto: "Yo quería mandarle un beso fundamentalmente al plantel de Boca. Hay que pensar que los jugadores no son victimarios, son víctimas de esta situación. Ayer quisieron jugar un partido con un jugador que estaba en la clínica a la 1.30 del mediodía. Menos mal que primó el sentido común y no se jugó. Porque hay tanta necesidad de ganar los puntos en un lugar o de jugar con o sin público, que se olvidan de los jugadores. Fue tremendo lo que pasó, una vergüenza".

"Hay que actuar con responsabilidad y de verdad. Porque si no seguimos comentando y no hay responsables de nada. Todos somos comentaristas, ¿y qué hacemos para cambiar? Lo más lamentable es que no haya responsables. Es una sociedad, muchas veces, enferma. Como llevaron ese micro hasta ahí para que quinientos tipos los apedrearan desde que llegaron a la zona hasta que ingresaron al estadio", agregó.

Por otro lado, pidió que se tomen cartas en el asunto: "Y no es por criticar ni a River, ni a Boca, ni a la Conmebol, ni al Gobierno. Es una vergüenza. Nadie se hace cargo. Ojalá se pueda cambiar como sociedad y se tomen medidas. Hoy pensamos cuándo jugamos, que hay que sacar un campeón. Por Dios, pensemos cómo están los jugadores de fútbol, ¿quién piensa en ellos? Fueron agredidos, están las fotos, los videos y lo vio todo el mundo. Te saca las ganas de ir a la cancha. Necesitamos soluciones".

"Quería solidarizarme con los jugadores de Boca. En un momento decían '¿cómo hacés eso vos como vicepresidente de San Lorenzo?'. No hablo como vicepresidente de San Lorenzo, hablo como un ser humano que ve las cosas que están pasando", continuó.

Finalmente, visiblemente enojado, cerró: "A un tipo le detuvieron con 7 millones de pesos y 300 entradas originales en la casa y está libre porque es una 'contravención'. ¿Cómo puede ser que eso sea una contravención? Es una locura. Ese tipo tiene que estar preso. Y si no se tiene que jugar el partido, no lo jueguen. Ya está. Pero que se pueden hacer las cosas mejor, sí se pueden hacer. Pensemos todas las cosas que hicimos para que las barrabravas tengan ese poder, pero miremos más para atrás. Está todo muy desvirtuado, es triste. Ojalá tomen todas las medidas que haya que tomar para que podamos todos difrutar todos de un partido tranquilos, y no que pase esta locura. Están matando al fútbol, hay jugadores que no tienen ganas de jugar. Están como cansados de una situación así, se sienten vulnerables y están apuntados todo el tiempo. Fueron agredidos brutalmente y estuvo muy mal el operativo de seguridad. Eso es responsabilidad de muchos sectores y es importante reconocerlo para empezar a cambiarlo. Estamos todos presos de este sistema".

 

Fuente: Ciudad Magazine. 

Compartir

Comentarios