Preocupa la quita de subsidios a partir de enero.

Gremios del servicio público de colectivos y representantes empresarios manifestaron su preocupación y lamentaron la ausencia de funcionarios para aportar soluciones.

Representantes de las empresas que concesionan el transporte público de pasajeros y dirigentes de UTA Santiago se reunieron en la Secretaría de Transporte de aquella provincia para analizar la situación del sector.

La reunión pasó a un cuarto intermedio con fecha a definir, pero ambas partes manifestaron la preocupación por los inconvenientes financieros que afectan al sistema.

A tal punto, que la UTA advirtió que muchas empresas manifestaron que les resultará difícil afrontar el pago del medio aguinaldo. Así lo señaló el secretario general de la UTA, Jorge Pacheco. Además, dijo que hay incertidumbre por lo que pasará con el transporte a partir de enero, cuando las empresas dejen de recibir los subsidios de la Nación.

De igual modo se manifestó Hugo Peralta, gerente de Ersa, quien admitió que esperaba la presencia de algún funcionario para tratar la problemática del servicio. Expuso que es muy difícil para las empresas hacer frente al pago del medio aguinaldo, aún con los subsidios.

Además, reiteró su postura de que se necesita compensar la tarifa del colectivo, ya sea mediante un subsidio o el incremento. Peralta advirtió que aún con subsidios es "difícil continuar prestando el servicio".

"Lamentablemente no hubo ningún ente gubernamental para dar respuestas. Seguimos en la situación de precariedad y de incertidumbre de cómo se va a continuar", manifestó el directivo de la empresa que concesiona seis de las ocho líneas que hay en la ciudad capital.

Fuente: El Liberal.

Compartir

Comentarios