En 12 meses subió un 24,4%.

El total registrado marca un crecimiento de 2,8% con respecto al mes anterior. El informal alcanza una suba de 3,5%.

La aceleración de la inflación en septiembre a 6,5% provocó un duro golpe en la capacidad de compra del promedio de los salarios, porque en general los ajustes se pactan una vez al año, en algunos pocos casos de una vez, pero en la mayoría en 3 cuotas, entre marzo y agosto, en la mayoría de los casos, y sobre una base de la expectativa de una suba de precios muy inferior a la realmente verificada.

El índice de salarios del total registrado estimado por el Indec mostró un crecimiento de 2,8% en septiembre de 2018 respecto al mes anterior, como consecuencia del incremento de 2,3% del sector privado registrado y 3,5% del sector público.

Mientras que con el agregado de la suba del 3,5% en los ingresos estimados para los ocupados en la informalidad en relación de dependencia, esto es sin aportes al sistema previsional, la suba de índice general fue de 2,9 por ciento.

 

 

Se trató de un aumento notablemente superior a la que reveló la serie de la Secretaría de Empleo que toma en cuenta los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino, que incluye tanto los niveles nominales, como los efectos de los adicionales por horas trabajadas, principalmente.

José Anchorena, director nacional de Estudios y Estadística Laborales de la Secretaría de Trabajo y Empleo, ahora dependiente del Ministerio de Producción y Trabajo, estimó que en septiembre el promedio de salarios en el sector privado acusó una caída en el poder de compra del 9,6% respecto de un año antes", equivalente a 13 puntos porcentuales menos que la  tasa de inflación de 39,5% que registró el IPC del Indec.

La disminución fue algo mayor si se toma la mediana de ingreso de los trabajadores en relación de dependencia, porque al quitar los efectos de los niveles extremos de la notable brecha salarial por rama de actividad.

 

En septiembre 2018, la remuneración media alcanzó los $31.898, mientras que la remuneración mediana fue de $25.425, en ambos casos en valores brutos, antes de las deducciones para el sistema de jubilaciones y obra social, y de la retención de Ganancias en el caso de quienes tienen ingresos superiores al mínimo no imponible.

 En septiembre 2018, la remuneración media alcanzó los $31.898, mientras que la remuneración mediana fue de $25.425, en ambos casos en valores brutos

En comparación con igual mes del año anterior, los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino dieron cuenta de sendas subas nominales del la media de la remuneración bruta de 27% y en la mediana en 23,7 por ciento.

El índice de salarios del Indec total registrado acumuló en los últimos 12 meses a septiembre un aumento de 24,4%, como consecuencia del incremento de 25,3% del sector privado registrado y 23% del sector público, en tanto en el caso de los ingresos de los empleados en la informalidad fue de 20,6 por ciento.

 

La serie de la ahora Secretaría de Empleo, dependiente del Ministerio de Producción y Trabajo las variaciones de los salarios en el sector privado, que comprende a 6,2 millones de personas fue de 25,2% para el promedio simple y 24,7% para la mediana.

La reapertura de las negociaciones paritarias por parte de algunos gremios que firmaron a comienzos del año con "cláusula de revisión", como fue el caso de los mercantiles, pero que se extenderá a otros sectores, se estima que contribuirá a recortar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios y reanimar el nivel del consumo en los próximos meses.

 

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios