Los encuentros entre los mandatarios comenzarán mañana en Buenos Aires.

A un día del inicio de las reuniones, Buenos Aires toma todos los recaudos para el arribo de los mandatarios. Enviado especial: Fabián Páez.

Calles desoladas, vallas y policías. El microcentro porteño presenta un escenario poco habitual al ritmo agitado de todos los días. La llegada de comitivas de las principales economías del mundo ha movilizado a la seguridad de una ciudad paralizada.

La ministra Patricia Bulrich brindó una conferencia de prensa en la cual detalló todos los aspectos del operativo, entre los cuales la identificación de cualquier individuo que realice amenazas o llamadas falsas.

En un día en el cual han arribado diversos presidentes, Costa Salgueiro se prepara para la jornada de encuentros que será a partir de mañana. Numerosos periodistas de distintas partes del mundo se mezclan con organizadores y miembros de la seguridad.

 

Precisamente este tema se ha vuelto primordial en el último tiempo debido al largo historial de incidentes en las cumbres del G20 sumado al escándalo ocurrido en la final de la Copa Libertadores que puso en duda la capacidad argentina para gestionar un evento de estas magnitudes. A pesar de esto, el Gobierno nacional ha esquivado críticas de la oposición y ha garantizado una cumbre en paz, negociando con organizaciones sociales que manifestarán durante estos días.

En tanto, el transito de la Capital Federal se ha visto enormemente afectado en las cercanías del lugar del evento, al que solo se puede arribar mediante un transporte asignado y está prohibido el paso de cualquier vehículo particular sin permiso. A un día del inicio de la cumbre, la ciudad mantiene cortados sus principales accesos y los trabajadores del microcentro han podido retirarse temprano para regresar con tranquilidad a sus casas.

 

Los preparativos para el G20 están en marcha, la seguridad se hace sentir y se espera aun importantes arribos como el del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a bordo del AirForce One, para esta noche.

 

"Es la demostración que el mundo quiere que nos vaya bien"

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, analizó el objetivo de la cumbre y su implicancia en nuestro país: “La Argentina está viviendo una situación única, por primera vez vamos a recibir a más de 20 líderes mundiales, de los más importantes del mundo y es una ocasión para aprovechar, para demostrar que podemos organizar esto bien y podemos demostrar todas las cosas buenas que tenemos en la Argentina".

 
El funcionario habló, ademas de la importancia para el norte argentino y en especial para las inversiones de nuestra provincia. "Esto sirve para colocar el fruto del trabajo de los tucumanos en distintos lugares del mundo, para que vengan de otros lugares del mundo a invertir en nuestro país. Para que haya más turismo porque esto hace que Argentina y sus bellezas naturales sean más conocidas. Es muy importante lo que está pasando en Argentina y es la demostración de que el mundo quiere que nos vaya bien.

Por último Frigerio afirmó que están dadas todas las garantías en cuestiones de seguridad parala cumbre que se iniciará mañana.

 

Compartir

Comentarios