“Ya no se puede sostener ni con promociones, bonificaciones ni pagos financiados en muchos casos”, lamentaron.

Según representantes del sector, la caída se produjo por una recesión y se aguarda un escenario con nuevos despidos antes de fin de año. Los mayoristas se retrajeron un 2%.

Como consecuencia del aumento en los precios de los productos de consumo masivo y la caída del poder adquisitivo, las ventas de los hipermercados y supermercados cayeron entre 3% y 4% en noviembre en la comparación interanual. En tanto, en el caso de los supermercados mayoristas, la retracción alcanzó el 2% interanual contra noviembre del 2017.

Fuentes del sector comercial apuntaron que la caída fue ocasionada por una recesión que -según las grandes cadenas- “ya no se puede sostener ni con promociones, bonificaciones ni pagos financiados en muchos casos”. Más aún, se observa un escenario con nuevos despidos en lo que resta del año.

Aunque no dieron cifras concretas, las ventas de noviembre en esas superficies comerciales también bajaron respecto de octubre. En todos los segmentos de los productos se observaron bajas en las ventas, y aunque la situación de los alimentos es la más preocupante, los artículos de limpieza son los que tienen una gran retracción, con descensos de más del 6 por ciento.

Tanto en las grandes superficies como desde los mayoristas pronostican un panorama negativo hasta fi n de año, por el traslado a góndola de la megadevaluación que se va dando en forma paulatina. Por efecto directo, los precios de entre 45 a 50 productos de la canasta básica familiar subieron hace días hasta un 16%, tanto en los comercios de cercanía como en los hipermercados.

Cabe recordar que el gobierno amplió el listado de Precios Cuidados en forma reciente y lanzará artículos navideños a precios económicos.

Fuente: Crónica.

Compartir

Comentarios