El próximo jueves 6 de diciembre habrá una movilización en las puertas de la sede central.

“La vigilia es permanente hasta la reincorporación de las compañeras”, aseguró la dirigente sindical Daisy Saavedra. Además, dijo que existen deficiencias en las prestaciones y precariedad laboral en la obra social.


 

 Trabajadores del PAMI Tucumán prolongan las protestas por el despido de dos empleadas, que según aducen fue en forma injustificada. 

“La vigilia es permanente hasta la reincorporación de las compañeras”, aseguró Daisy Saavedra de SUTEPA (Sindicato Único de Trabajadores y Empleados de PAMI).

La dirigente sindical señaló también que “la lucha de los compañeros de Tucumán viene por la precariedad de las prestaciones y la precariedad laboral en que nos encontramos los que ponemos día a día la cara ante los afiliados”.

“Echar a dos empleadas sin ningún tipo de sanción sumaria ni tachas en su vida laboral responde a una arbitrariedad y una discriminación”, cuestionó Saavedra.

En cuanto a la entrega de bolsones a los jubilados, dijo “venimos planteando el desmanejo total que hacen con el programa probienestar”.

Por último, informó que seguirán con las asambleas y el próximo jueves 6 de diciembre movilizarán en las puertas de la sede central del PAMI. 

Compartir

Comentarios