Sica frente a periodistas durante la cumbre del G20.

El ministro Dante Sica, brindó una conferencia de prensa en la cual remarcó los procesos de negociación para exportaciones. Afirmó la importancia de la inserción económica a nivel mundial. Enviado especial, Fabián Páez.

Durante las intensas reuniones llevados a cabo en el G20 no falta lugar para los encuentros bilaterales en busca de introducir exportaciones argentinas en los distintos mercados del mundo. A propósito de esto, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, dio su visión de la política de inserción llevada a cabo por el gobierno nacional y analizó lo que pueda traer a futuro.

“Partamos de la base que Argentina, independiente del modelo, es una de las economías mas cerradas del mundo, hemos tenido comercio solo con menos del 10% del PBI mundial. Por lo tanto, lo que necesitamos es tener un proceso de inserción inteligente en términos de tener una mayor apertura.”.

El funcionario remarcó las diferencias entre los distintos grupos de mercados: “Hay tres grupos grandes de países con el que debemos tener un proceso de negociaciones: países desarrollados que tienen un menor dinamismo del punto de vista de la demanda, pero hay mayores ingresos en los cuales hay muchos productos que van desde la alta tecnología o productos de nicho en el sector alimentos en los cuales Argentina tiene procesos de inserción. Por otro lado, el grupo de los países asiáticos en donde los temas de seguridad alimentaria, energética, necesidades minerales es muy fuerte y tiene demandas que en muchos casos hasta 2025 tienen tasas de expansión de hasta dos dígitos, debemos tener ahí estrategias de inversión trabajar temas de mejoras de certificaciones, aperturas de mercados. Hemos trabajado mucho y en el G20 hemos firmado acuerdos que nos permiten llegar a esos mercados, mercados básicamente de América latina y América en los cuales tenemos inserción en donde debemos trabajar agregación de competitiva industria productos de manufactura de origen industrial en los cuales yace en acuerdos con México o en el caso de Estados Unidos, podemos ingresar”.

Sica destacó que no existe un bloque en el cual pueda uno sentirse cómodo y debe trabajar para distinguir los mercados: “Tenemos que identificar esos mercados por las características para poder adaptar nuestra gran estructura productiva, para tener un mayor dinamismo. En ese marco, lanzamos el programa Argentina Exporta que de alguna manera trabaja en línea con esta mirada que tenemos del mundo”.

El funcionario, además, recalcó la importancia de trabajar en un programa económico que tienda a dar normalidad al funcionamiento del sistema lo que permitirá poder negociar con potenciales clientes. Considera fundamental establecer la economía con un proceso de reformas par alograr mayor competitividad.

 

Inserción

En este sentido, el ministro destacó la importancia de una apertura de Argentina hacia los mercados internacionales:  “Estamos volviéndonos a insertar al mundo, normalizando mercados, definiendo una estrategia de política comercial del siglo XXI que se adapte a normativas internacionales. Por eso mismo hay temas que nos ponen en términos de visibilidad, la organización de la reunión de la OMC el año pasado, tener la presidencia G20, buscar el ingreso a la OCDE, estar presionando y avanzando en acuerdos internacionales que de alguna manera nos adapten y nos pongan en las normas de juego internacionales”.

 

Consenso

Al ser consultado por el destino del documento que deben firmar lideres del G20, todavía en discusión, Sica fue optimista y calificó que la situación llegará a buen puerto:  “Se sigue discutiendo el documento, independientemente a nuestra oposición con respecto al tema del cambio climático y al multilateralismo como una forma de mejorar el proceso de inversiones y de comercio local, se está trabajando para lograr un documento en consenso. Estos dos temas, comercio y cambio climático, son los temas donde encontramos mayor diversidad de opiniones en las cuales quizás están los principales puntos de disensos. Se trabajó anoche para lograr un documento de consenso y somos bastante optimistas con respecto a que vamos a tener un documento final consensuado por 20 países”.

Finalmente, el funcionario se refirió a los efectos negativos que pueden traer un disenso entre las dos potencias mundiales. “Claramente una guerra comercial entre EEUU Y China no favorece al comercio internacional. Si uno lo mira en materia de reglas de juego una pelea entre los más grandes jugadores internacionales son beneficia al comercio internacional.”

Compartir

Comentarios