Taca Bieler.

El Taca se descargó después de la remontada histórica.

“Le ganamos en su cancha, sin nuestra gente. A veces es mejor callarse, jugar los partidos y hablar después. Nosotros nos callamos, jugamos y ganamos”.

Son las primeras palabras de Claudio “el Taca” Bieler, apenas deja la cancha, después de la remontada histórica de San Martín al Decano. 

Corresponden, quizás, a la molestia que había llegado a la Ciudadela después de enterarse de que los jugadores de Atlético, en caso de ganar, le iban a pagar el doble por triunfo y por gol hecho. Hubo quienes interpretaron aquello como un incentivo que superaba a lo deportivo, al considerar al partido vencido.  “El equipo nunca bajó los brazos, le metió siempre ganas, le metimos corazón”, agregó el Taca.

Y también analizó el partido: “Sabíamos que ellos siempre juegan al pelotazo y a la segunda pelota. Nosotros pudimos agarrarla y meterla. Veníamos haciendo grandes partidos, pero no se nos daba, siempre se nos escapa al último”, dijo Bieler, en declaraciones al periodista Álvaro Jurado de LV7, y también contó al triunfo de hoy como una de las cartas favorables para llegar mejor al partido que San Martín jugará el viernes contra Newell's  en la Ciudadela, donde el pueblo Ciruja lo esperará con ganas de seguir festejando. 

Compartir

Comentarios