La demora en el envió de fondos, preocupa a los diferentes sectores de la construcción.

“En todos estos años va buscando excusas para ir dilatando el inicio de obras”, dijo José Ramos secretario general del SITRAVI. “Es una situación muy complicada. Muchos compañeros están quedando sin trabajo”, agregó.


 

 Desde el SITRAVI (Sindicato de Trabajadores de Vivienda) salieron a cuestionar la políica habitacional que lleva adelante la Nación.

“La verdad que los hechos de corrupción están en la Justicia. Y la Justicia es la que tiene que dictaminar si hay transparencia o no”, comenzó diciendo en diálogo con LV12 Radio Independencia, José Ramos secretario general del gremio.

El dirigente asegura que “se mezcla todo para tener excusas y no mandar fondos a Tucumán”. Ramos aclaró que las 400 viviendas que se anunciaron son con fondos de la Provincia. 

Aseguró que desde el Gobierno central dilatan el inicio de programas y obras. Explicó que se presenta la documentación correspondiente y depués van solicitando más requisitos y de esa manera se demora el envío de fondos. 

“Es una situación muy complicada. Hay muchos compañeros que están quedando sin trabajo”, sostuvo. Y añadió que el ritmo de construcción en el Gobierno anterior era de 3000 viviendas al año, y ahora bajaron a menos de 300.

Además señaló que para acceder a un crédito hipotecario para viviendas tendría que tener un sueldo aproximado de 100 mil pesos. "¿Quién en Tucumán cobra cien mil pesos para acceder a viviendas sociales?", se preguntó el sindicalista. “Hay una franja muy importante de gente que está quedando afuera”, agregó.

Por último, insistió con la necesidad de que se reactive el sector de la construcción. “Necesitamos que Tucumán vuelva a construir. La Nación está muy floja de papeles en cuanto a una política habitacional en Tucumán y en toda la Argentina”, concluyó.

Compartir

Comentarios