Acevedo fue una de las figuras sobresalientes en el clásico tucumano.

"Siempre hay que mirar para adelante, gracias a dios se nos dio y lo pudimos dar vuelta”, destacó el defensor de San Martín. "El grupo está muy bien", agregó el marcador central, que marcó el gol del 2 a 2 en el Monumental.


 Fue una de las figuras del clásico. Sin dudas. Lucas Acevedo mostró la satisfaciónn por el resultado obtenido en el Monumental José Fierro ante Atlético el sábado pasado. 

"La verdad que estamos muy felices porque ganamos un partido que era muy importante para nosotros”, dijo el marcador central. Destacó la importancia del triunfo porque era un clásico, porque el equipo logró salir de la zona de descenso y porque además fue la primera victoria como visitante en la Superliga.  

Respecto al penal que el árbitro marcó a favor del Decano en los primeros minutos de juego, al interpretar que Acevedo le cometió falta a Guillermo Acosta, el futbolista Santo señaló: “lo estuve analizando, es muy fina la jugada para el árbitro. Para mí no es penal. Pero el árbitro tiene un segundo para decidir”.

Además destacó el trato que la gente de Atlético le brindó al plantel de Ciudadela. “Se portaron bien con nosotros. Más allá de que es un clásico no deja de ser un partido de fútbol”, sostuvo.

El Santo una vez más pudo revertir un resultado adverso como lo hizo ante Racing jugando en la Ciudadela y con Patronato en Paraná. “Habíamos tenido la experiencia de Patronato de ir perdiendo 3 a 0. Salir el segundo tiempo no es fácil. Nosotros confiamos en lo nuestro, el grupo está muy bien, con muy buen ánimo”, explicó. “Les agradezco a mis compañeros que nunca bajan los brazos y eso está bueno”, añadió Acevedo, que marcó el gol del 2 a 2, que fue clave para la remontada de los dirigidos por Coyette.

Por último, el futbolista advrtió: “nunca hay que darse por vencido, siempre hay que mirar para adelante, gracias a dios se nos dio y lo pudimos dar vuelta”.

Compartir

Comentarios