Certificado Único de Discapacidad

Se trata de un nuevo pase para viajar en colectivo gratis que tiene un costo de $200 y demora meses. Hasta eso, las empresas bajarán a las personas con discapacidad de las unidades.



Organizaciones civiles que defienden los derechos de las personas con discapacidad protestaron contra un nuevo requisito para viajar gratis en el transporte público de pasajeros, como establecen las leyes nacionales y provinciales.

Los reclamos se producen luego de que los empresarios de AETAT solicitaron permiso a la Municipalidad para entregar tarjetas magnéticas como medida de seguridad porque identificaron casos en los que se falsificaron los carnet de discapacidad emitidos por la Nación. 

Desde la Asociación Civil Baja Visión de Tucumán explicaron que se solicitando un nuevo pase para viajar en colectivo de las líneas urbanas, pese a que ya cuentan con el carnet de constancia del Certificado Único de Discapacidad (CUD). 

"Nosotros venimos denunciando este atropello, esta atrocidad que están haciendo con las personas con discapacidad en el transporte urbano, donde están bajando a las personas con discapacidad sin ningún tipo de problema. Es lamentable que esté sucendiendo esto en San Miguel de Tucumán", expresó  Hugo Romero, presidente de la Asociación Civil Baja Visión de Tucumán.    

Asimismo, se preguntó ¿qué pase pueden pedir si está a la vista la discapacidad que posee esa persona?. 

El pase nuevo tiene un costo de $200 y demora unos meses. Mientras tanto, los choferes de las unidades deberán bajar a las personas con discapacidad de los colectivos por no contar con este requisito.

Romero denunció que "Transporte de la municipalidad exige un pase urbano que te cobran $200 por año y que se lo hace en la Juan B. Justo al 900. Además, lo entregan después de los 90 días y lo peor de todo es que no se cumple la ley de recibo porque no te entregan un comprobante".

"Muchos de nosotros estamos realizando denuncias en la Defensoría del Pueblo, en el Inadi, en el mismo municipio donde no somos escuchados, en todos los estamentos públicos que podemos vamos y lo denunciamos", indicó. 

Desde la organización sostienen que este nuevo condicionamiento no se ajusta a las leyes nacionales y provinciales que garantizan la libre circulación de discapacitados en el transporte público. El CUD tiene una vigencia de 10 años, pero la Municipalidad expende un nuevo pase cada año.

Desde el municipio indicaron que la nueva tarjeta que se expide es una medida que tomaron los empresarios del transporte como respuesta a casos de falsificación o duplicación de certificados de discapacidad. 

Asimismo, aseguraron que no recibieron reclamos recientes en tránsito, y que la gestión municipal trabaja en la inclusión social de personas discapacitada.

Informaron, además, que casi 50.000 usuarios se trasladan con pases de discapacidad en la provincia, contando personas discapacitadas y acompañantes.

Compartir

Comentarios