El periodista, conductor y actor, formó parte del ciclo de entrevista que lleva adelante Fernando Pazos. Contó que el teatro le salvó la vida: "De estar callejeando, pude hacer una profesión".

Hijo del periodista Orlando Ragusa y de la actriz “AnaMaría” Pazos, Marcelo Ragusa más conocido como Catto Emmerich formó parte de “Café al Pazos”, ciclo de entrevista que lleva adelante Fernando Pazos en el streaming de radio LV 12.

Tomando como madre a la provincia de Mendoza pero como “mujer” a Tucumán, Catto, que es periodista, actor y conductor, vive en el jardín de la república hace 25 años. “Reniego como si fuera tucumano, pero cuando me voy unos días extraño volver”, dijo.

El “todo” Catto comenzó su carrera como mimo, “hacía shows en la calle cuando Carlos Bonilla me llevó al programa que hacía en Floresta”, recordó. Y las figuras del medio regresaron a su memoria. “Trabajé con Mario Escobar, nos hicimos grandes amigos. Pero mi maestro es Juan Carlos Carrizo, aprendí mucho de él”, afirmó.

Una profesión

Hoy, Catto elegí al teatro. Y claro fue reconocido con el premio Artea por su protagónico en la obra “Lombrices”. No fue la única obra que protagonizó, también se robó los aplausos del público en: Rotos de Amor; Terapia; y Cuatro de Copas. “Nunca ganaste nada y ahora que hago. No tenía a donde poner el premio”, contó entre risas y hasta se comparó con Lionel Messi: “Él debe tener una habitación llena de premios”.

Analizando la actividad teatral en la provincia, dijo que hay mucha, “pero todo es a pulmón”. “Hay una ley del Instituto Nacional de Teatro que no se cumple no bajan los fondos o subsidios o si lo hacen la obra ya se levanta de cartelera y salís perdiendo”.  

Catto sostuvo que la gente no va al teatro, “me duele”, agregó y reflexionó: “Como está el país ahora es donde más tenemos que apostar a la cultura: salas de teatro y escuelas, entre otros”.

¿Jorge Corona puede ser cualquiera, pero Les Luthiers...?

“A mí el teatro me salvó la vida. De poder estar callejeando hice una profesión”, remarcó el actor.  “Me gusta vivir del teatro, ahí no sos vos, sos el personaje”, indicó.

Descartando lo solemne, Catto reconoció que le gusta “payasear”. “Es más fácil hacer llorar que reír. Jorge corona puede ser cualquiera pero Les Luthiers”, disparó. “El mejor piropo que puedo recibir es: como me haces reír”, cerró.

Compartir

Comentarios