Trabajadores en asamblea.

Los empleados de la institución reclaman la reincorporación de dos empleadas que fueron cesanteadas.


 

Los empleados del Pami realizan una asamblea en rechazo al despido de dos trabajadoras de la institución.

Ricardo Ale Huidobro, delegado adjunto de Sutepa, indicó que "el despido de las compañeras es injustificado. Hablan de reordenamiento y no entendemos porqué, aquí no sobra nadie, al contrario, hace falta gente. La excusa que tienen es parte de una persecución a los trabajadores", manifestó.

El dirigente explicó que a pesar de la asamblea se sigue atendiendo a los beneficiarios, pero advirtió que el conflicto irá en aumento la próxima semana si es que no hay una respuesta favorable. 

Compartir

Comentarios