El bostero francés. Griezmann con la camiseta de Boca en el palco, acompañado por Godín.

El francés, acompañado del uruguayo Godín, fue a un palco del Bernabéu con una casaca del equipo de la Ribera.

Antoine Griezmann ya dejó claro su vínculo rioplatense por su simpatía con Uruguay. Contagiado por Diego Godín, su compañero en Atlético Madrid, el delantero francés es un compañero en la ronda de mates. Hace un mes, todavía a bordo de la gloria que significó ser campeón del mundo, estrenó botines con la bandera gala en una suela y la charrúa en la otra. No podía perderse, entonces, la final de la Copa Libertadores.

Y ahí estaba Griezmann, el más sudamericano de los franceses, junto a Godín, capitán del Aleti. En un palco, mate en mano y tomando partido por... Boca.

Sí, Griezmann se vistió con una camiseta blanca con la franja azul y amarilla, la habitualmente suplente. Y alentó a Boca, claro.

Hubo otros jugadores que no quisieron perderse el Superclásico del fútbol argentino importado. Estuvo Diego Simeone, técnico del Atlético, quien supo ser campeón con River. Lo acompañó el Mono Burgos, ex arquero de la banda roja. Otro entrenador destacado que no se quiso perder el partido fue Mauricio Pochettino. Y también estuvo Javier Zanetti, vicepresidente del Inter.

Como Griezmann, hubo otros jugadores en actividad: Paulo Dybala, Ramiro Funes Mori, Marcos Rojo, Angel Correa, Lucas Ocampos, Leandro Chichizola, Mauro Icardi, Jonathan Silva, Ezequiel Muñoz y Guido Carrillo. 

Compartir

Comentarios