Las autoridades del Ministerio de Seguridad supervisaron el operativo.

La Policía incautó los paquetes y secuestró un arma de fuego y dinero. Hay personas demoradas vinculadas al caso. Investigan el origen de la droga.

Solo lo veíamos en series sobre narcotráfico y ahora es una realidad. La Policía incautó ayer 273 kilos de marihuana que fueron arrojados desde una avioneta, en un campo ubicado en la Ruta 334 que comunica a La cocha con Taco Ralo, cerca del límite con Santiago del Estero y de Catamarca.

"Una persona advierte que un avión sobrevolaba en la zona. Teníamos reforzado todos los caminos. Había muchos efectivos en las rutas por los peregrinos que iban a la Basílica por lo que llegamos con rápidez", contó Claudio Maley ministro de Seguridad. “En el rastrillaje encontramos un camino realizado con semillas, zona donde tiraron los bultos”, detalló.

Cuando los efectivos llegaron encontraron un campo minado de paquetes color marrón. En el lugar había dos personas: una oriunda de la zona y otra de Yerba Buena. Al parecer eran los encargados de recolectar y trasladar la “encomienda”.

La Policía secuestró los paquetes con la droga, efectivo y dólare,  un arma de fuego, y dos camionetas. Las personas que se encontraban en el lugar quedaron demoradas. “En el momento que alertaron los vecinos se estaba realizando el operativo Cobra, que se trata de un mayor control en los puestos fronterizos; por eso pudimos actuar con rapidez. Si bien es cierto que no atrapamos al avión, logramos juntar toda la droga y detener a tres personas que podrían vincular con el caso”, agregó Maley.

Maley dijo que por lo general la marihuana proviene desde Paraguay. “Estamos averiguando si el vuelo estaba registrado. Por lo general los pilotos de estos vuelos esquivan los controles”, explicó.

El ministro de seguridad destacó la valentía del vecino que llamó a la Policía para realizar la denuncia. “Buscamos acercarnos e integrarnos con la ciudadanía, no es fácil pero lo vamos haciendo”, cerró.

Compartir

Comentarios