Aunque se quedaron con las manos vacías, sin ninguna respuesta de parte de Carolina Stanley y sorprendidos por el despliegue policial en el barrio de Constitución que no les permitió llegar a Desarrollo Social, los piqueteros que reclamaron la semana pasada por reapertura de planes y un bono de fin de año de $ 4.000 esperan ser convocados por el Gobierno. Se trata de los manifestantes del Polo Obrero, un desprendimiento de Barrios de Pie y otras organizaciones como Cuba - MTR (Movimiento Teresa Rodríguez), Organización Clasista Revolucionaria (OCR), Torre y Bloque Piquetero que se concentraron al mediodía del miércoles pasado en Constitución y el Obelisco para marchar hasta Desarrollo Social. Solamente lograron llegar los que marcharon desde el Obelisco mientras que los que intentaron llegar desde el sur de la Ciudad no pudieron hacerlo por el bloqueo policial. Caída la noche, desistieron de marchar y tomaron el subte para acampar frente al edificio del ministerio ubicado en el cruce de las avenidas Belgrano y 9 de Julio. "Estamos en un compás de espera", dijo a Clarín, Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, descartando alguna reacción callejera en el corto plazo. Es más, detalló: "Este lunes nos reuniremos todas las organizaciones para debatir a la espera de ser convocados. Si no ocurre, el jueves daremos una conferencia de prensa para pedir expresamente una reunión a la ministra". - Y si el Gobierno sigue sin convocar, ¿qué harán?, insistió este diario. "Resolveremos algo en la semana del 17 pero todavía no es tiempo de hablar de formatos de reclamos", bajó la tensión el dirigente del Polo Obrero. Y agregó: "Queremos un trato igualitario con los Cayetanos: alimentos para los comedores, bono y que se reabran los programas porque hay desocupados recientes que están sin trabajo desde este año y no consiguen nada". Describe: "Eran pobres que trabajan por 15.000 pesos mensuales y fueron despedidos; ahora son indigentes que no tienen ni para comer y que mandan a los hijos a los merenderos". Del jueves a la mañana, día en que levantaron el acampe frente a Desarrollo Social, hasta hoy hubo conversaciones informales entre funcionarios de Desarrollo Social y dirigentes sociales dialoguistas englobados en CTEP, Barrios de Pie y la CCC. Por ahora sin avances.

Son los que acamparon la semana pasada en la 9 de Julio. Quieren un canal de diálogo con el Gobierno y piden planes y un bono. Si no los reciben, evalúan otra protesta.

Aunque se quedaron con las manos vacías, sin ninguna respuesta de parte de Carolina Stanley y sorprendidos por el despliegue policial en el barrio de Constitución que no les permitió llegar a Desarrollo Social, los piqueteros que reclamaron la semana pasada por reapertura de planes y un bono de fin de año de $ 4.000 esperan ser convocados por el Gobierno. 

Se trata de los manifestantes del Polo Obrero, un desprendimiento de Barrios de Pie y otras organizaciones como Cuba - MTR (Movimiento Teresa Rodríguez), Organización Clasista Revolucionaria (OCR), Torre y Bloque Piquetero que se concentraron al mediodía del miércoles pasado en Constitución y el Obelisco para marchar hasta Desarrollo Social. Solamente lograron llegar los que marcharon desde el Obelisco mientras que los que intentaron llegar desde el sur de la Ciudad no pudieron hacerlo por el bloqueo policial. Caída la noche, desistieron de marchar y tomaron el subte para acampar frente al edificio del ministerio ubicado en el cruce de las avenidas Belgrano y 9 de Julio. 

"Estamos en un compás de espera", dijo a Clarín, Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, descartando alguna reacción callejera en el corto plazo. Es más, detalló: "Este lunes nos reuniremos todas las organizaciones para debatir a la espera de ser convocados. Si no ocurre, el jueves daremos una conferencia de prensa para pedir expresamente una reunión a la ministra". 

- Y si el Gobierno sigue sin convocar, ¿qué harán?, insistió este diario. "Resolveremos algo en la semana del 17 pero todavía no es tiempo de hablar de formatos de reclamos", bajó la tensión el dirigente del Polo Obrero. Y agregó: "Queremos un trato igualitario con los Cayetanos: alimentos para los comedores, bono y que se reabran los programas porque hay desocupados recientes que están sin trabajo desde este año y no consiguen nada". Describe: "Eran pobres que trabajan por 15.000 pesos mensuales y fueron despedidos; ahora son indigentes que no tienen ni para comer y que mandan a los hijos a los merenderos". 

Del jueves a la mañana, día en que levantaron el acampe frente a Desarrollo Social, hasta hoy hubo conversaciones informales entre funcionarios de Desarrollo Social y dirigentes sociales dialoguistas englobados en CTEP, Barrios de Pie y la CCC. Por ahora sin avances.

Compartir

Comentarios