La llegada de Raúl Alfonsín a la presidencia, puso fin a los años oscuros de la dictadura militar.

“Fue un momento bisagra en la Argentina”, dijo Ricardo Alfonsín al recordar a su padre. Además, el dirigente radical consideró que el Juicio a las Juntas fue algo extraordinario: “no lo había hecho ningún país del mundo”.


 

 "La enorme responsabilidad de asegurar hoy, y para los tiempos, la democracia y el respeto por la dignidad del hombre en la tierra argentina", le dijo el flamante presidente Raúl Alfonsín a una multitud en la Plaza de Mayo, el 10 de diciembre de 1983.  Hoy se cumplen 35 años del retorno a la democracia, luego de los años oscuros de la dictadura mlitar.

"Fue un momento bisagra en la historia de la Argentina”, aseguró Ricardo Alfonsín, al recordar la llegada de su padre a la presidencia del país. “En esa transición logramos consolidar la democracia. Terminamos con las torturas, terminamos con los secuestros, terminamos con los asesinatos”, agregó el dirigente radical en diálogo con LV12 Radio Independencia.

También fue autocrítico a la hora de hablar de algunos apectos en los cúales considera que el radicalismo en la década del 80 no pudo mejorar en su plenitud. “En términos de justicia social, no hemos avanzado todo lo que en aquellos tiempos nos imaginábamos que podíamos avanzar”, sostuvo.  

Además detalló que más allá de lo díficil que significaba gobernar después de los militares, la situación económica y social era delicada. “Esa sí que era una herencia pesada”. dijo, al tiempo que mencionó que la inflación era del 700% anual y las tasas de interés rozaban los 20 puntos porcentuales.

A la hora de hablar de uno de los hechos más destacados del gobierno de Raúl Alfonsín, mencionó el Juicio a las Juntas Militares: "Fue extraordinario. No lo había hecho ningún país del mundo en ningún momento de la historia”. “Nosotros enjuiciamos a quiénes todavía, cuando los sometíamos a juicio, estaban en los cuarteles con el poder militar intacto”, añadió.

También mencionó uno de los grandes anhelos que tenía su padre cuando fue presidente: instaurar una democracia parlamentaria. “Yo creo que tenemos que avanzar hacia democracias parlamentarias. Esa fue la intención de Raúl Alfonsín pero el Justicialismo se opuso. Deberíamos pensar la posibilidad de rediscutir ese tema”, aseguró el ex diputado nacional. .

Por último, consideró que la Argentina necesita el paso de la democracia formal hacia la democracia social. Recordó que su padre sostenía que con esa democracia social "es con la que se come, se cura y se educa".  "Si no avanzamos en esa dirección la democracia es incompleta”, concluyó Ricardo Alfonsín.

Compartir

Comentarios