Miembros de la CGT y la UIA se reunirán con dirigentes de la Conferencia Episcopal Argentina.

Sindicatos y organizaciones sociales se reunirán con autoridades de la Iglesia. Denunciaron la caída de la industria y la crisis económica.

Empresarios, sindicatos y organizaciones sociales se unirán para presentarle a la Iglesia Católica un documento en donde se detallarán los problemas actuales de la política económica de Cambiemos. Con la participación de la CGT y la UIA, denunciarán la caída de la productividad industrial y la necesidad de un plan de reactivación.

Le reunión se llevará adelante durante la mañana del jueves y estará encabezada por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea. El documento que recibirá estará titulado “Una patria fundada en el trabajo y la solidaridad” y presentará las firmas no sólo de la central obrera y la UIA, sino también de la CTA, CCC, CTEP, Barrios de Pie, entre otros.

 

"Queremos un modelo de país sobre la base de la industria nacional, la producción y el empleo", explicó el secretario General de la Federación Gráfica Bonaerense (FGB) Héctor Amichetti. "Hay que repensar el modelo de nación para superar este momento de angustia que padece el pueblo argentino", plantearán en el documento, el cuan contará con 21 puntos con reclamos y propuestas consensuadas entre todos los sectores participantes.

Denunciarán que "el dinero al servicio del dinero no genera otra cosa que pobreza y desigualdad", y el "endeudamiento desproporcionado, el aumento indiscriminado de tarifas y la apertura de importaciones". Sus preocupaciones por el aumento de la desocupación también será uno de los temas centrales.

 

Desde el lado de la Iglesia aclararon que no tuvieron injerencia en el tema y que tales reclamos serán utilizados para "realizar un aporte frente a la situación social que se vive en el país". Según anticipó el periodista Marcelo Bonelli, esta será la primera vez que la Unión Industrial Argentina (UIA) expreses sus profundas diferencias con el Gobierno. 

Desde tal sector remarcan que no hay un programa para impulsar la producción, que la industria está "exhausta", que no alcanza el ajuste del gasto público que dispuso el Gobierno y que las elevadas tasas de interés atentan contra el sector.

 

Fuente: El Intransigente

Compartir

Comentarios