El conductor del coche descendió del mismo, ubicó al niño y le informó a la madre.

Un nene de 10 años provocó la rotura de los cristales al arrojarle un piedrazo a un interno de la línea 16 de la capital santiagueña. La recién nacida, con cortes en la cabeza.

En Santiago del Estero, una beba de ocho meses y su madre resultaron con lesiones luego de que el colectivo en el que viajaban recibiera un piedrazo que destruyó la ventanilla que estaba justo a la par del asiento donde se ubicaban.

De acuerdo con las fuentes, el hecho tuvo lugar minutos después de las 22 del lunes, en inmediaciones de la manzana 40 del barrio 750 Viviendas, de la capital de la provincia. Laura Marañon y su hija de ocho meses viajaban sentadas en el interno 2166 de la línea 16 y estaban a escasas cuadras de su casa.

Un menor de apenas 10 años vio pasar el coche y lanzó una piedra, el conductor del coche, de apellido Arce García, descendió del rodado, ubicó al desaprensivo niño y le informó a la madre sobre lo que había ocurrido.

A su vez, pidió una ambulancia para trasladar a Marañon junto a su hija, quien presentaba dos cortes en el cuero cabelludo, hacia el hospital. El hecho quedó a cargo de la Comisaría 51º.

Fuente: El Liberal.

Compartir

Comentarios