Un grupo de policías franceses camina cerca de donde se produjo el atentado. Reuters

Las autoridades regionales advirtieron que el suceso está siendo investigado como un ataque terrorista.

Un tiroteo en el centro de Estrasburgo este martes ha dejado al menos tres muertos y trece heridos, ocho de ellos de gravedad, según informaron las fuerzas de seguridad en la mañana del miércoles. Por ahora la información es muy preliminar, pero de acuerdo con los mensajes difundidos por varios testimonios, la Policía se ha desplazado al lugar de los hechos, cerca de donde se celebraba un emblemático mercado de Navidad. Las autoridades regionales advirtieron que el suceso está siendo investigado como un ataque terrorista.

"El autor de los hechos, incluido en el fichero 'S' (seguridad del Estado) está siendo buscado activamente por las fuerzas de seguridad", indicó un comunicado de la Prefectura. "350 policías y gendarmes están movilizados con el apoyo de medios aéreos y equipos de la RAID (fuerza de élite de la policía francesa), la BRI (Brigada de Investigación e Intervención) y la fuerza Sentinelle (militares)", precisó esa fuerza ya entrado el miércoles.

Las autoridades francesas creen que el tiroteo es un atentado terrorista, por lo que la Fiscalía Antiterrorista de París ha asumido la investigación de los hechos.

La Fiscalía ha abierto una investigación por asesinato y tentativa de asesinato en relación con una organización terrorista, así como por asociación de malhechores terrorista criminal, indicaron a EFE fuentes judiciales.

"El Presidente de la República ha sido informado en tiempo real de los eventos en Estrasburgo, por lo que decidió acortar su reunión actual y enviar al Ministro del Interior allí", anunció el Palacio del Eliseo.

En unas imágenes difundidas por una usuaria de Twitter mostraban a una persona que yacía en el suelo mientras se escuchaban los gritos de los transeúntes y se veía a gente correr.

Otra usuaria publicó un mensaje en el que explicaba que la policía le había gritado que corriera y ahora se encontraba resguardada en una tienda.

Las fuerzas de seguridad se apresuraron a bloquear rápidamente la zona afectada, muy visitada en estas épocas por turistas, destacó la emisora regional France Bleu Alsace. Comerciantes y clientes permanecían encerrados en tiendas y bares del concurrido centro.

Un portavoz parlamentario, Emmanuel Foulon, explicó en un mensaje en Twitter que el tiroteo le sorprendió en un restaurante donde “permanecemos escondidos por orden de los gendarmes que nos han ordenado bajar la reja”. El testigo mencionó escenas de “pánico” en la calle y que “todo el mundo está encerrado en restaurantes y tiendas mientras la policía busca” al agresor, cuyo móvil se desconoce por el momento.

Francia permanece en alerta máxima después de sufrir una ola de ataques perpetrados por militantes del Estado Islámico en 2015 y 2016, en los que murieron más de 200 personas.

Fuente: La Vanguardia y EFE

Compartir

Comentarios