Las autoridades religiosas decidieron no presentar cargos contra ellas

Se especula que las hermanas estuvieron haciéndose con el dinero de matriculas y donaciones de la escuela en la que oficiaban, durante al menos una década

Dos monjas admitieron haber robado unos 500.000 dólares de la escuela católica en California en que oficiaban para irse a apostar en casinos de Las Vegas, dijo su Orden el pasado lunes.

Y es que las hermanas Mary Kreuper y Lana Chang utilizaron dinero perteneciente a la Escuela Católica St James de la ciudad de Torrance, cerca de Los Ángeles, para financiar sus viajes a "la ciudad del pecado" durante al menos una década.

Kreuper se desempeñó como directora de la escuela por 29 años y Chang, quien ha sido descrita como su mejor amiga, fue profesora de la institución por unos 20 años. Y las dos mujeres lograron esconder sus acciones depositando algunos de los cheques empleados para el pago de colegiaturas y otros gastos en una cuenta de banco diferente a la utilizada por la escuela.

 La Arquidiócesis de Los Ángeles dijo que la malversación fue descubierta durante una auditoría de rutina.

Aunque la policía ha sido alertada, la arquidiósesis informó que las monjas, ya retiradas, no enfrentarán cargos criminales. "La hermana Mary Margaret y la hermana Lana me expresaron y me pidieron que les transmitiera el profundo remordimiento que sienten por sus acciones y les solicitan su perdón y oraciones", dijo el pastor de la Iglesia Católica St James, monseñor Michael Myers.

"Las hermanas ha confirmado la malversación de fondos y han cooperado con la investigación", se explica por su parte en un comunicado publicado en la página web de Las Hermanas de San José de Carondelet, la orden a la que pertenecen Chang y Kreuper.

"Nuestra comunidad está preocupada y entristecida por la situación, y lamenta cualquier herida que pueda producir a nuestra larga relación con las familias de la escuela", agrega el comunicado.

 

Fuente: El espectador

Compartir

Comentarios