La mandataria alemana mantiene sus dudas sobre la relación con el nuevo gobierno brasileño.

La canciller alemana afirma que se esta acabando el tiempo para lograr avances en la negociación. La llegada de Bolsonaro al poder genera incertidumbre en el viejo continente.

La canciller alemana Angela Merkel aseveró que "se está acabando el tiempo" para lograr avanzar en un acuerdo de librecomercio entre el Mercosur y la Unión Europea, al entender que "no será tan fácil" de alcanzar con el nuevo gobierno de Jair Bolsonaro, en Brasil.
Las declaraciones públicas de Merkel, realizadas este miércoles en ocasión de un encuentro con parlamentarios alemanes, se producen en momentos en que los negociadores de ambos bloques buscan acercar posiciones hacia un posible acuerdo en la ciudad de Montevideo.


"Se está acabando el tiempo para un acuerdo entre la UE y elMercosur. Es decir, debería suceder ahora, muy rápidamente, de lo contrario, el acuerdo no será tan fácil de alcanzar con el nuevo gobierno de Brasil", aseveró Merkel.
Para la canciller alemana, Argentina realizó "un excelente trabajo e invitó a Chile que se unirá como país socio", pero manifestó su preocupación ya que Brasil no será la sede de la próxima Cumbre Mundial del Clima (COP25) prevista para 2019, al retirar su candidatura a fines de noviembre.

 

Los dichos de Merkel son coincidentes con los que expresó el presidente francés, Emmanuel Macron, en ocasión de la Cumbre de Líderes del G20, en Buenos Aires.
En ese momento, Macron planteó que "Francia tiene prioridades y tiene sus propios ejes de trabajo que quieren sean respetados", y si bien prefirió "no hablar sobre las intenciones del futuro presidente de Brasil", aseveró que su país "no aceptará ni negociar a nada que no respete los acuerdos de París".
La reacción de los dos líderes europeos responde a la alerta que generó el electo presidente brasileño, quien asumirá el cargo el 1 de enero, al dejar entrever su amenaza de denunciar el Acuerdo de París sobre el cambio climático, además de cuestionar el futuro del Mercosur.
Esa realidad política del socio mayor del Mercosur, así como las elecciones parlamentarias de mayo, aceleraron las negociaciones de los bloques en las reuniones realizadas a mediados de noviembre en Bruselas, los contactos realizados a principios de diciembre durante la Cumbre del G20 y las reuniones que se realizan desde el lunes en Montevideo.

 

La semana pasada, los países del Mercosur refrendaron la expectativa de poder cerrar un acuerdo comercial con la UE antes de fin de año, aunque restan limar diferencias en torno a las "asimetrías" de acceso a los mercados que ofrece cada bloque además de las perspectivas políticas de corto plazo.
Así surgió del encuentro que mantuvieron en Brasilia los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; Paraguay, Luis Alberto Castiglioni; Brasil, Aloysio Nunes y de Uruguay Rodolfo Nin Novoa, país que ejerce la presidencia semestral del Mercosur.


La relación con Macri


"Hablé antes de que comenzara el G20 con mi nuevo colega Jair Bolsonaro y me ratificó que quiere avanzar en este acuerdo, por supuesto necesita ver cómo está y tomar su posición", declaró a principios de diciembre el mandatario argentino en una rueda de prensa en Buenos Aires, convocada para analizar los resultados de la cumbre G20.
En ese momento, Macri adelantó que quedó en verse con Bolsonaro "lo antes posible en verano". Esto tiene que ver con que el argentino no asistirá a la asunción del brasileño.
Según trascendió, el enviado oficial será el canciller Faurie, mientras que Macri pasará unos días de descanso en la Patagonia.

 

Fuente. IProfesional

Compartir

Comentarios