El australiano señaló que vive en una especie de "confinamiento solitario".

El fundador del sitio WikiLeaks, aislado en la embajada ecuatoriana en Reino Unido, sostuvo que el FBI obtuvo sus datos personales. Aseguró también que medidas afectan su estado de salud.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, denunció este miércoles ser víctima de espionaje y presión dentro de las instalaciones de la embajada de Ecuador en Londres, Inglaterra, lugar donde reside desde hace seis años en calidad de asilado político.

Assange afirmó que esta información, fruto del espionaje que le realizan, fue entregada a las autoridades de la Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI), institución que podría estar presionando al Gobierno de Ecuador para que culmine su compromiso de asilo político y habilite la extradición al país norteamericano.

"Hay acciones de espionaje. Esa información ha sido enviada incluso al FBI, en Estados Unidos", dijo Assange a través de una videoconferencia realizada desde Reino Unido, en el marco de la audiencia de apelación realizada este miércoles ante la justicia ecuatoriana. 

Asimismo, aseguró que las autoridades ecuatorianas han hecho comentarios peyorativos, amenazantes y otro tipo de objeciones sobre su desempeño y trabajo como periodista crítico, acciones que considera "ilegales, con precedentes terribles" para el ejercicio de la labor periodística.

El australiano señaló que vive en una especie de "confinamiento solitario", donde es sometido a distintas restricciones relacionadas a las visitas de terceros y el acceso a Internet, lo que está comenzando afectar su estado de salud.

Con respecto a la solicitud del protocolo de Ecuador para retirar la protección dentro de la embajada, consideró que puede ser perjudicial para su integridad, debido a que podría ser capturado por las autoridades británicas y posteriormente enviado a EE.UU., donde enfrentaría cadena perpetua o pena de muerte, por las acusaciones de espionaje que enfrenta desde 2010.

Julian Assange se encuentra refugiado en la sede diplomática de Ecuador en Londres desde el 2012, tras ser acusado por Washington de espionaje, luego de filtrar una serie de documentos e informaciones confidenciales de la Casa Blanca.

Fuente: Telesur.

Compartir

Comentarios