El caso quedó caratulado como muerte de etiología dudosa (imagen ilustrativa).

El incidente se produjo esta madrugada en el interior de una vivienda en un barrio de la capital de Córdoba. Se practicó una cesárea, pero el pequeño estaba sin vida.

Una joven de 23 años que estaba embarazada de ocho meses murió al electrocutarse al pisar un cable en su casa de barrio Villa Unión de la ciudad de Córdoba, según informó la Jefatura.

El hecho sucedió cerca de la 1 cuando la mujer y su esposo estaban cenando y la mujer se levantó de la mesa para ir a una de las habitaciones de la vivienda ubicada en calle Zuloaga al 6660.

La mujer pisó un cable y recibió una descarga eléctrica. La Policía realizó las maniobras de reanimación hasta que llegó el servicio de emergencias 107. 

A la mujer se le practicó una cesárea pero ella y el bebé fallecieron. El caso quedó caratulado como muerte de etiología dudosa.

Fuente: La Voz.

Compartir

Comentarios